La UCE detecta menos irregularidades en los puestos de buñuelos que en otros años.


En esta ocasión la Unión de Consumidores visitó 15 casetas de venta de estos productos ubicadas en diversas zonas de centro de Valencia, y en cuanto a la indicación de los precios sólo 4 de las 15 casetas visitadas no tenían cartel informativo donde figuraba el precio, en el resto si se indicaba el precio.




 

La UCE detecta menos irregularidades en los puestos de buñuelos que en otros años.

La Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana, al igual que otros años por estas fechas, comprueba si en los puestos de buñuelos se indica el precio de venta de los buñuelos, churros y en su caso chocolate, si exhiben la licencia y si el vestuario de los vendedores es el adecuado. Este año se han detectado menos irregularidades que el año pasado.

En esta ocasión la Unión de Consumidores visitó 15 casetas de venta de estos productos ubicadas en diversas zonas de centro de Valencia, y en cuanto a la indicación de los precios sólo 4 de las 15 casetas visitadas no tenían cartel informativo donde figuraba el precio, en el resto si se indicaba el precio. La exhibición de la licencia que les autoriza a realizar esta actividad, sólo en 5 puestos, en el resto no se exhibía, independientemente de que tengan o no licencia. No hay que olvidar que los establecimientos que habitualmente se dediquen el resto del año a esta actividad pueden previa autorización municipal instalar una caseta. La vestimenta de los vendedores es la adecuada en la mayoría de los puestos, solamente en 1 caseta sus trabajadores no llevaban la cabeza cubierta.

El apartado 11 del Bando dictado por la Alcaldesa de Valencia con motivo de la celebración de las Fiestas establece la obligatoriedad que estos puestos cumplan con la reglamentación técnico sanitaria para la elaboración y comercialización de masas fritas y las normas de higiene relativas a los productos alimenticios. Además deben cumplir con el Real Decreto que regula la indicación de precios.

En opinión de la Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana han mejorado los resultados con respecto a los de años anteriores, lo que pone de manifiesto que en esta ocasión hay una mayor concienciación en cuanto al cumplimiento de la normativa así como un mayor control. Además, la Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana recuerda a los usuarios que si tienen algún problema pueden soliciten las hojas de reclamaciones que deben tener todos los puestos.