Sanitat fomenta la lactancia materna y aconseja la reducción de la humedad ambiental frente a las alergias


La conselleria de Sanitat aconseja tres tipos de tratamientos frente a las alergias: evitar el alérgeno, la inmunoterapia y el tratamiento farmacológico o sintomático.




 

Sanitat fomenta la lactancia materna y aconseja la reducción de la humedad ambiental frente a las alergias

En primer lugar son aconsejables las medidas de prevención y la lactancia materna prolongada es la primera que se puede adoptar ya que puede proteger frente a las alergias, al igual que retrasar en la alimentación del bebé la introducción de alimentos potencialmente alergénicos. Otra de las medidas para reducir la carga alergénica de ácaros es mantener la humedad ambiental por debajo del 50%, lavar las sábanas, colchas y mantas frecuentemente, utilizar aspiradoras de filtros HEPA, fundas impermeables y acaricidas.

En cuanto a la prevención para los pólenes es recomendable conocer la planta y época de polinización, mantener las ventanas cerradas por la noche, utilizar aire acondicionado con filtros, procurar ir a zonas marítimas o de playa en periodo vacacional y evitar salidas los días de mucho viento, sobre todo en el periodo álgido de polinización.

Cómo segundo escalón en las medidas frente a las alergias se recomienda la inmunoterapia, que funciona de manera similar al de una vacuna. Consiste en administrar, vía inyectable o sublingual, dosis muy pequeñas pero crecientes del alérgeno causante.

La tercera y última posibilidad es el tratamiento farmacológico cuya prescripción dependerá del tipo de alergia, siendo los más empleados los antihistamínicos, para aliviar los síntomas de rinoconjuntivitis y alergia cutánea; descongestivos orales, para mejorar la congestión nasal; corticoides tópicos en spray nasal, para mejorar la inflamación nasal; broncodilatadores, para el asma; corticoides inhalados, sobre la inflamación bronquial; antileucotrienos; corticoides en uso tópico; inmunosupresores, que actúan disminuyendo la respuesta inmunológica.

En la actualidad se están realizando estudios con vacunas de látex y avellana. También se experimenta inyectando anticuerpos antiIgE, sustancias capaces de bloquear las proteínas que desencadenan la alergia. Sería deseable mejorar las vacunas, hallando fórmulas inmunoterápicas para las dermatitis alérgicas o para la alergia medicamentosa, y actuar sobre el sistema inmunológico para frenar la acción de sustancias que producen reacciones alérgicas.

 

Cuarta enfermedad crónica

Según una encuesta nacional de salud en 28000 personas entrevistadas sobre enfermedades crónicas en mayores de 16 años, las alergias se sitúan en cuarto lugar, después de la artrosis, hipertensión y hipercolesterinemia.

La alergia es un proceso por el que un individuo reconoce como extraña una sustancia denominada alérgeno, que induce una respuesta de su sistema inmunológico, produciendo una serie de manifestaciones clínicas características de las enfermedades alérgicas. En España, cerca del 20% de la población padece algún trastorno alérgico, cada vez más frecuentes, estimándose que en 2020 la mitad de la población sufrirá alguna alergia, la mayoría respiratorias.

Quienes la sufren conocen la incomodidad de sus síntomas, al tener una gran influencia en la calidad de vida: afectan a la vida social, los niños tienen dificultades de aprendizaje y los adultos pueden disminuir su capacidad laboral.

 

Origen de las alergias

Uno de los factores más importantes que predisponen a padecer trastornos alérgicos son los antecedentes familiares. Se calcula que si uno de los progenitores es alérgico, la probabilidad de que el niño lo sea es aproximadamente la mitad, elevándose a casi tres de cuatro, si el padre y la madre lo son.

Además, la contaminación ambiental ha hecho que las mucosas respiratorias estén mas irritadas y que los pólenes sean mas agresivos. Se usan más antibióticos y se convive con un ambiente más estéril, por lo que el sistema inmunológico genera mas anticuerpos causantes de las alergias.

 

Enfermedades alérgicas más frecuentes

El asma es importante por su frecuencia. En España afecta a un 5% de la población general y a un 7-10% de la población infantil. En la Comunitat Valenciana constituye el 25% de la población atendida en las consultas de Alergología. Se trata de un proceso crónico que se manifiesta con ahogo, ruidos en el pecho o sibilantes, tos y opresión torácica.

La rinitis y/o rinoconjuntivitis alérgica es más frecuente que el asma, ya que entre el 10% y el 25% de la población sufre esta enfermedad, situándose como el principal motivo de consulta en España, con un 55,5% de los casos, según el último estudio "Alergológica 2005". Puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en niños y jóvenes. Se caracteriza por congestión nasal, estornudos en salvas, picor de nariz y en velo de paladar y ojos llorosos. Al principio puede confundirse con los síntomas de los catarros, pero si se prolongan durante meses, es posible que se trate de una alergia.

Los alérgenos mas habituales en España como causa de rinitis o asma son los pólenes, ácaros, epitelio de animales y hongos de ambiente. En la Comunitat Valenciana los ácaros son el alérgeno mas importante, aunque en los últimos años han aumentado las alergias a pólenes prevalentes en zonas de interior, como olivo y gramíneas, malezas como la parietaria o hierba roquera, habitual en el litoral mediterráneo, y la familia de las chenopodiaceas o barrilla pinchosa o salados, más frecuente en la comarca del Medio y Alto Vinalopó.

La urticaria es una afectación de la piel caracterizada por la presencia de ronchas, que habitualmente pica y cuando afecta a la parte profunda de la piel produce hinchazones. La urticaria aguda afecta al 10-20% de la población en algún momento de su vida, sobre todo en mujeres, siendo las causas más habituales los alimentos, fármacos, parásitos, latex, infecciones o picadura de insectos.

La alergia alimentaria se produce cuando son los alimentos ingeridos los que ocasionan los síntomas, que pueden ser leves, en forma de picor o hinchazón en labios y boca, o bien provocar síntomas intensos con vómitos, diarreas, dolor abdominal e incluso anafilaxia. Los alimentos mas implicados en la edad pediátrica son el huevo y la leche de vaca, mientras que en adultos son los frutos secos y las frutas.

La alergia medicamentosa constituye la tercera causa de consultas, con el 13%, tras la rinitis y el asma. Las manifestaciones clínicas mas frecuentes son las cutáneas y la anafilaxia, y en menor proporción asma, rinitis o fiebre. Los medicamentos responsables de estas reacciones alérgicas son los antibióticos betalactámicos (47%), fundamentalmente amoxicilina y penicilina, y los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos.

La dermatitis atópica se inicia generalmente en la infancia y su intensidad disminuye con la edad. Se caracteriza por sequedad cutánea generalizada, enrojecimiento, inflamación y descamación en algunas zonas de la piel. El síntoma mas frecuente es el picor muy intenso.

Por último, la dermatitis alérgica de contacto es un eczema ocasionado por el contacto de la piel con sustancias a las que el individuo es alérgico. Las causas más frecuentes son los metales.