El PP de Ador sigue sin incluir en las órdenes del día una moción del BLOC


Ya van cuatro plenos sin que el señor Juan Vicente Estruch incorpore en el orden del día una petición para que se rebaje el gravamen del IBI urbano




 

El PP de Ador sigue sin incluir en las órdenes del día una moción del BLOC

Una vez más, el señor Juan Vicente Estruch convoca una sesión del Pleno del Ayuntamiento sin incorporar en el orden del día una moción del BLOC, concretamente, una petición para que se rebaje el gravamen del IBI urbano.

Desde que el GPM del BLOC presentó por registro de entrada la moción señalada, concretamente el día 22 de noviembre de 2006 (núm. registro: 1697), el alcalde de Ador ha convocado CUATRO plenos.

El primero, el día 15 de diciembre (extraordinario y urgente). El segundo, el 25 de enero, también extraordinario y urgente. El 30 de enero, sesión ordinaria del pleno, y finalmente, hoy, 28 de marzo, pleno extraordinario.

En ninguno de ellos, el señor Juan Vicente Estruch se ha dignado a incorporar a debate una propuesta del BLOC, demostrándonos el su talante antidemocrático ( recordar que el BLOC no forma parte de ninguna comisión informativa -en nuestro Ayuntamiento no se hace ninguna- ni tiene ninguna concejalía, por lo cual, la única posibilidad que dispone de proponer iniciativas, recae en las mociones). Incluso volvimos a presentar de nuevo por registro de entrada la moción el día 19 de enero por si se había extraviado, pero tampoco así ha querido darnos la posibilidad de debatirla.

En la moción señalada, se argumenta lo siguiente:

El día 8 de noviembre de 2001, el GPM del PP, con los votos en contra de los regidores del BLOC, aprobó un incremento del 40 % en el tipo de gravamen a aplicar en la base imponible del valor catastral de las viviendas de nuestro pueblo.

Como algunos de ustedes recordarán, el señor Juan Vicente Estruch manifestó a uno de nuestros regidores aquel día, que el día que se regularizaran los precios de los inmuebles, no habría ningún inconveniente en rebajarlo.

Visto que desde el año 2005 la Gerencia Regional del Catastro ha incorporado muchas de la viviendas que antes sólo tributaban por el valor catastral del suelo y no por el valor catastral de la construcción, cosa que supondrá un aumento importantísimo de la recaudación de impuestos por parte del ayuntamiento, porque los propietarios tendrán que pagar el IBI de los cuatro años anteriores con el valor catastral regularizado.

Visto que por parte de la Gerencia Regional del Catastro se han regularizado los precios de las viviendas de nuestro pueblo (valoración colectiva), y lo harán mucho más a lo largo de los próximos diez años (reducción de la base imponible contemplada en el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, artículos 67-70), cosa que supondrá que un inmueble que en el 2007 esté valorado en 65.500 euros pasará a 103.700 euros el 2017, la cosa supondrá que deberá tributar por concepto de IBI de 460 euros anuales a 725 euros.

Visto que buena parte de la población de nuestro municipio la conforman jubilados/das y de jóvenes que no disponen de recursos económicos por poder hacerse cargo de este aumento desconsiderable de dinero, pensamos que haría falta rebajar el porcentaje del gravamen, todo introduciendo exenciones y/o bonificaciones en los inmuebles propiedad de los jubilados, familias numerosas... si la ley lo permite.

Dado que se han convocado tres plenarios desde el día que registramos esta moción (22-11-2006, núm. 1697), y todavía no se ha incluido en el orden del día, la volvemos a presentar.

Por todo esto, presentamos a la consideración del Pleno del Ayuntamiento la siguiente: PROPUESTA DE ACUERDO:

Que l’Ayuntamiento de Ador:

1 . Rebaje el tipo impositivo de gravamen del 0.7 % al mínino legal.

2 . Que se apliquen exenciones y/o bonificaciones en los inmuebles propiedad de los jubilados, familias numerosas... si la ley lo permite.

Con esta actitud, el señor Estruch del PP, nos da una muestra más del concepto de democracia que tiene él y el Partido Popular: despreciar a la oposición, imposibilitar la participación, impedir el diálogo y el consenso, todo demostrándonos de nuevo su prepotencia y su voluntad de que los vecinos y vecinas de Ador sólo SON BUENOS PARA PAGAR MÁS Y MÁS IMPUESTOS