Consejos para las vacaciones de Semana Santa


Con estas recomendaciones se pretende lograr que los ciudadanos que vayan a viajar lo hagan con seguridad, evitando posibles reclamaciones




 

Consejos para las vacaciones de Semana Santa

Durante las vacaciones de Semana Santa muchos valencianos aprovechan para viajar y disfrutar de unos días de descanso.

Les ofrecemos una serie de consejos para evitar que los derechos de los usuarios puedan ser vulnerados. Con estas recomendaciones se pretende lograr que los ciudadanos que vayan a viajar lo hagan con seguridad, evitando posibles reclamaciones.

Además de seguir estos consejos, es muy recomendable que el usuario acuda al asesoramiento de los profesionales del sector ya que sus indicaciones les serán muy beneficiosas.

Agencias de viajes:

-Si el usuario opta por un paquete turístico, es importante tener un contrato, donde debe aparecer los datos fundamentales del viaje y sus organizadores, así como seguros y personas u organismos de contacto en los diferentes puntos del itinerario, sobre todo si se viaja al extranjero.

-El consumidor debe conservar la publicidad durante todo el viaje, ya que ésta tiene carácter contractual, es decir, debe cumplir las características y condiciones que se publican. De esta forma, se evitan sorpresas de última hora.

-El precio del viaje no puede aumentar en los últimos 20 días.

-Es preferible contratar viajes en empresas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo.

-Es recomendable realizar un seguro de viaje que, ante la cancelación, impida la pérdida de la reserva. Son seguros opcionales, que cuestan unos 12 euros y hacen que, en caso de anulación por situaciones como la muerte del titular o sus familiares, la agencia pague los gastos. Si el motivo de la cancelación por parte del consumidor es otro, deberá compensar a la agencia con los gastos de gestión y anulación y recibirá una penalización del 5% del total si la comunica diez o quince días antes, del 15% si lo hace entre tres y diez días y del 25% si lo hace en las 48 horas antes del viaje.

-Si es la Agencia quien anula el viaje, el consumidor tendrá derecho al reembolso del precio o a un viaje equivalente, salvo razones de fuerza mayor, imprevisibles o inevitables.

-Antes de viajar, el usuario debe informarse sobre la necesidad de vacunas, visados, tasas…

Dependiendo del medio de transporte que se utilice, es necesario tomar determinadas recomendaciones:

Si viaja en avión:

-Es importante confirmar la reserva del billete antes de volar.

-El usuario debe prestar atención a la "hora límite de aceptación de vuelo", ya que si el consumidor llega tarde, la compañía aérea no está obligada a aceptarle ni podrá exigir el reembolso del billete.

-Si es víctima del overbooking, el usuario, siempre que haya confirmado su plaza, tiene derecho a una indemnización de 250 a 600 euros dependiendo de la distancia del viaje y al reembolso de su billete. Además puede exigir a la compañía aérea los gastos de comida, bebida y alojamiento por lo que debe conservar los tickets y facturas.

-En caso de pérdida, deterioro o retraso del equipaje, el consumidor tiene derecho a una indemnización de 25.5 euros por kilogramo facturado, con un límite de 736.74 euros por unidad en los vuelos nacionales. De todas formas se recomienda realizar una declaración del valor del contenido del equipaje al facturarlo.

Si viaja en tren:

-Si se retrasa el tren, el consumidor tiene derecho a una indemnización por los perjuicios causados que oscilarán entre el 25%, el 50% o el 100% del precio del billete según el exceso sobre el horario previsto.

-En caso de pérdida o daño del equipaje, el usuario solo tendrá derecho a una indemnización, si ha facturado el equipaje. En caso contrario no tendrá derecho a indemnización ya que el usuario sería el único responsable.

Si viaja en autobús:

-El usuario debe comprobar que en el billete figure el nombre de la empresa, la fecha del viaje, el trayecto, el precio, el número de vehículo y de su asiento

-Cada usuario tiene derecho al transporte gratuito de 30 kilogramos de equipaje. La responsabilidad de la empresa por cualquier daño o pérdida de las maletas se limitará a 12 euros por kilogramo, de modo que si el equipaje tiene un valor superior, el usuario debe comunicarlo al comprar el billete.

Si viaja en coche:

-El usuario, antes de viajar, debe revisar su vehículo, siempre solicitar presupuesto previo del coste de la revisión y respetar las normas de la Dirección General de Tráfico.

Si a pesar de seguir todas las recomendaciones de la Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana, los usuarios de viajes y medios de transporte tienen algún problema o creen que se han vulnerado sus derechos como consumidor, deben dejar constancia de su queja en las "Hojas de Reclamaciones", cuya disponibilidad es obligatoria. Si el problema no se resuelve, a la vuelta del viaje se puede seguir con la reclamación a través de los diferentes organismos con competencia en consumo o de cualquiera de las oficinas de la Unión de Consumidores.