Tavernes no tiene una piscina por culpa del PP, que ha sido incapaz de obtener los terrenos.


El BLOC afirma que no ha sido nunca el culpable del retraso de las obras de la piscina, como ha quedado demostrado en la aprobación esta semana de la modificación del Plan Parcial.




 

Tavernes no tiene una piscina por culpa del PP, que ha sido incapaz de obtener los terrenos.

El BLOC afirma que si Tavernes no tiene una piscina es por culpa del PP, que ha sido incapaz de obtener los terrenos adecuados. Es inconcebible que quieran hacer creer al pueblo que dos regidores del BLOC han parado la gestión de un partido que gobierna con mayoría absoluta.

 

El candidato del BLOC, Miquel Bononad, ha manifestado que el pasado día 23 la Comisión Provincial de Urbanismo aprobó definitivamente la modificación del Plan Parcial El Vergeret y a partir de ahora es cuando se podrá ejecutar el proyecto.”Ha quedado bien demostrado definitivamente que el BLOC no tenía nada a ver con el atraso de las obras, que sólo son imputables al PP. Es el único culpable por haber sido incapaz en cuatro años de obtener los solares adecuados”, ha manifestado Bononad.

 

El candidato ha recordado que la modificación del Plan Parcial se ha aprobado un año tras presentarse los documentos, una nueva prueba de la falta de interés del PP en una Conselleria y Generalitat donde gobierna su partido.

 

Bononad quiere hacer público que el recurso del BLOC en la venta del cuartel era la excusa del PP pero ya hace tiempo que se resolvió a favor de sus intereses y no han sido capaces de impulsar un proyecto a pesar de que se comprometieron con la Diputación y Generalitat a empezarlo antes de finalizar el 2005.

 

Miquel Bononad ha dicho que el caso de la piscina no es aislado y ejemplos de la mala gestión del PP los tenemos en la falta de ejecución de la ronda, la carretera a la playa, el Parc del Cantalot, la finalización de la Casa de la Cultura o la reconversión del Braç Treballador, pero el más sangrante es el nuevo instituto La Valldigna, más grave porque fue el PP de Tavernes quien paralizó el proyecto del BLOC del 1998, cuando estaba prácticamente aprobado por la Generalitat.