Oliva instala semáforos para ciegos


El Ayuntamiento de Oliva ha iniciado un proyecto encaminado a eliminar las barreras arquitectónicas y visuales del municipio, para lo que ha emprendido unas obras que se localizan principalmente en el paseo Joan Fuster y en la calle Ausias March.




 

Oliva instala semáforos para ciegos

En concreto en el paseo Joan Fuster, frente al centro escolar Luis Vives, donde se tiene previsto crear dos pasos adaptados para peatones, así como la instalación de semáforos para invidentes en dos tramos de esta vía. De igual modo, se ubicará otro paso adaptado de peatones en la calle Ausias March.

 

Los semáforos que platea este proyecto, dispondrán de un sistema acústico destinado al colectivo de invidentes que habitan en Oliva, de manera que mediante el sonido podrán identificar cuando se encuentra el semáforo en rojo o verde.

 

La elección de estas vías, atienden a las numerosas situaciones críticas que se producen a diario entre el tráfico rodado y los peatones, que se agravan notablemente cuando la persona que desea cruzar padece algún tipo de discapacidad.

 

Las obras, cuyo plazo de ejecución se ha establecido en un mes, están presupuestadas en 60.000 euros, que serán asumidos en su totalidad por el consistorio municipal de Oliva.