Peris recurre a los tribunales para retirar la antena del Joan Martorell


La AMPA del colegio Joan Martorell de Gandia ha vuelto a salir a la calle a exigir que la antena de telefonía móvil que se encuentra ubicada frente al recinto escolar sea retirada. Los padres y madres de este colegio se han concentrado durante más de una hora frente al consistorio municipal aprovechando que el Gobierno y la oposición se reunían en sesión plenaria ordinaria.




 

Peris recurre a los tribunales para retirar la antena del Joan Martorell

Este ambiente ha propiciado que el concejal de Medio Ambiente, Joan Francesc Peris explicara que la intención del consistorio es retirar cuanta antena se encuentre en las zonas consideradas sensibles, es decir, aquellas que poseen colegios, hospitales y centros de la tercera edad. No obstante, Peris reconoce que es una “dura batalla, porque supone un fuerte conflicto con las empresas, puesto que manifiestan que son inocuas” y además, según la legislación, no es necesario que pidan autorización para instalar las antenas.

 

Peris ha indicado que dado que se encuentran a menos de 100 metros de una zona sensible “tal y como dice el reglamento continuamos negándoles que sea viable instalar la antena, a no ser que aporten la licencia de actividad y  un estudio de inocuidad”.

 

El concejal de Medio Ambiente ha señalado que de momento no se les ha aportado ningún tipo de estudio que garantice la inocuidad de esta antena, por lo que se realizó un decreto de cierre y los técnicos del departamento se reunieron con los propietarios de la finca donde se encuentra la citada antena para tratar para notificarles esta situación y proceder a retirarla. Los que los vecinos se negaron dado que la ubicación de este tipo de infraestructuras tecnológicas, al igual que ocurre con las vallas publicitarias, reportan beneficios económicos a la comunidad.

 

Ante la negativa vecinal, se ha interpuesto una denuncia ante el Tribunal Contencioso Administrativo para que emitan una autorización que permita entrar en el edificio y retirar esta antena. En cualquier caso, la empresa afectada no se ha querido quedar parada y ya le ha anunciado al consistorio que emprenderá acciones legales puesto que la legislación les ampara.

 

En cualquier caso, desde la concejalía de Medio Ambiente se ha encargado un estudio a la Escuela Politécnica Superior de Gandia alrededor del Hospital Francisco de Borja para impedir que se puedan ubicar antenas de telefonía móvil.