Ivà Bonet (BLOC) asegura que el voto naranja es darle una segunda oportunidad al PP


El BLOC denuncia que los precios de la naranja han empeorado respecto al año pasado




 

Ivà Bonet (BLOC) asegura que el voto naranja es darle una segunda oportunidad al PP

El BLOC de Gandia ha presentado esta mañana un estudio sobre la actual situación de la naranja en la comarca.

El estudio ha sido confeccionado con datos extraídos de la página web de la Conselleria y de él se desprende que durante la presente temporada los precios de venta de las naranjas en el campo son más bajos que el año pasado y que la superficie de la Safor dedicada a la citricultura ha descendido respecto al 2002 en un total de 2.000 hectáreas.

 

Ivà Bonet, secretario local del BLOC de Gandia, ha afirmado que a un mes escaso de las elecciones “el PP ya no engaña a nadie con su discurso victimista.

Llevan 12 años gobernando una Conselleria que tiene todas las competencias transferidas en temas agrarios y han estado más interesados en promover la especulación con los terrenos rústicos”

 

Agustí de Miguel, miembro de la ejecutiva, ha asegurado que en el tema de las inspecciones oficiales para evitar que la naranja de mala calidad llegue al mercado europeo “la administración sigue unos protocolos oscuros donde no se informa del número de sanciones, ni tampoco de las empresas que han infrigido la ley.

De esta manera unos pocos tienen carta blanca para importar naranjas de mala calidad y asegurar que son valencianas”

 

Respecto al polémico voto naranja que algunos labradores de Oliva quieren utilizar, Ivà Bonet ha advertido “que el voto naranja, que es un voto nulo, beneficiará al partido más votado en este caso el PP. No es un voto inteligente y con la crisis tan grave que sufre la naranja supone darle otra oportunidad al PP para que acabe de hundir el sector”

 

Bonet ha asegurado que el voto hacia a la coalición Compromís pel País Valencià, es un voto útil que servirá para cambiar la nula y desastrosa política agraria practicada por el PP, que sólo ha beneficiado “a las grandes distribuidoras y al comercio privado”