El párroco de San Pedro nombrado hijo adoptivo de Tavernes


El Ayuntamiento de Tavernes ha nombrado, mediante un pleno extraordinario, al párroco de la Iglesia de San Pedro, Josep Escrivà Gregori hijo adoptivo de la localidad vallera. Esta iniciativa ha sido apoyada por el conjunto de los partidos políticos de la localidad, dado el aprecio que la población siente por el representante eclesiástico, más conocido como Mossen Josep.




 

El párroco de San Pedro nombrado hijo adoptivo de Tavernes

El reconocimiento se basa sobre todo en el trabajo llevado a cabo por el párroco para recuperar el interior y la fachada de la iglesia cuya titularidad ostenta y que data del siglo XVIII. Un proceso en el que se han recuperado los frescos, la cúpula de 240 metros cuadrados y los retablos de los laterales y del altar mayor. Asimismo, se han adquirido obras de Esteve Edo y de José Grassa para incorporarlas al patrimonio de la iglesia.

 

No obstante, este religioso también destaca por sus visitas a enfermos y personas en situación de marginalidad. Además, este saforeño nacido en Bellreguard, que llegó a Tavernes en 1993, destaca por haber sido uno de los primeros párrocos en instaurar el culto religioso en valenciano.