La Concejalía de Medio ambiente de Benifairó presenta las conclusiones de los trabajos de la Agenda 21 Local


El regidor de Esquerra Unida, Toni Vercher valora positivamente la participación ciudadana a lo largo del proyecto.




 

La Concejalía de Medio ambiente de Benifairó presenta las conclusiones de los trabajos de la Agenda 21 Local

Más de cuarenta actuaciones son las propuestas de actuación que el Consejo de Participación ha incluido en el Plan de Acción Local, y que formulará al pleno del Ayuntamiento de Benifairó de la Valldigna, cuando el regidor Toni Vercher, previsiblemente a principios de la próxima legislatura, las traslade al Consistorio.

 

Estas propuestas, formuladas con unos objetivos concretos y unos plazos definidos, se han organizado en torno a cuatro grandes grupos programáticos: el uso responsable y eficiente de los recursos (agua y energía), la gestión sostenible de los recursos, un desarrollo urbanístico y territorial respetuoso, y la mejora de la participación ciudadana en la toma de decisiones públicas.

 

Algunas de las propuestas que serán trasladadas al Ayuntamiento por el mencionado Consejo de Participación son las mejoras en el abastecimiento y distribución de agua potable que reduzcan las considerables pérdidas detectadas en la red, la legalización de tomas de agua irregulares, la implantación de sistemas de provisión de energías renovables en los edificios municipales, la catalogación de los árboles monumentales, la frontal oposición a los PAI en el municipio, un desarrollo urbano armónico, campañas periódicas de información y concienciación de la problemática de los residuos, así como la promoción de medios efectivos de participación pública en las decisiones,.

 

Sin embargo, “los trabajos de la Agenda 21 no acaban aquí”, indica Vercher, puesto que el Plan de Acción Local incorpora para cada actuación un indicador que permitirá al Consejo, en reuniones previstas a lo largo de los próximos años, hacer un seguimiento del cumplimiento de las actuaciones o la propuesta de nuevas.

 

El regidor de Medio ambiente, Toni Vercher, valoraba muy positivamente el nivel de participación e implicación de los integrantes, por el que supone el trabajo, el tiempo y el esfuerzo dedicado en las distintas etapas, sobre todo “teniendo cuento la escasa experiencia de participación que históricamente tenemos”, y aprovechaba para hacer un agradecimiento público a la gente que ha participado.

 

El proceso de la Agenda 21, que inició sus trabajos por el mes de mayo del 2005, ha dejado atrás ya varias etapas: la primera etapa, la Auditoría Ambiental, donde los técnicos encargados presentaron un documento que recogía la situación actual del municipio en términos ambientales; la segunda etapa, el Diagnóstico Ambiental, donde se creó el Consejo de Participación, principal órgano de la Agenda, el que se encargó de identificar los principales problemas medioambientales del municipio; y esta tercera etapa, el Plan de Acción Local, donde el mismo Consejo de Participación ha redactado las principales actuaciones que considera necesarias para así dar solución a los problemas ambientales identificados. “Se ha escogido lo que nosotros pensamos que merece una atención prioritaria a la hora de desarrollar acciones medioambientales”, concluye Vercher.