Sanitat financia íntegramente productos sanitarios de primera necesidad


Son productos sanitarios o prótesis que mejoran en el bienestar de los pacientes crónicos Blasco: “La Generalitat realiza un esfuerzo que otros gobiernos autonómicos no hacen”




 

Sanitat financia íntegramente productos sanitarios de primera necesidad

Rafael Blasco, conseller de Sanitat, ha incluido en la cartera de servicios gratuitos de Farmacia y Productos Sanitarios varias prestaciones que no ofrecen otras autonomías.

 

“El esfuerzo que realiza el gobierno valenciano por el bienestar de los ciudadanos le diferencia del resto de autonomías, donde los pacientes deben aportar una parte o la totalidad del importe por fármacos o productos sanitarios que la Comunitat Valenciana financia de forma íntegra”, ha señalado Rafael Blasco.

 

Estas inclusiones son fruto de los acuerdos con diversas asociaciones de pacientes y son el reflejo del consenso y la preocupación de la institución por mejorar la asistencia y la calidad de vida de los afectados.

 

“Ya sea a través de las oficinas de farmacia, los centros de atención primaria o los hospitales, la conselleria de Sanitat financia íntegramente fármacos y prestaciones de productos sanitarios a pacientes de enfermedades crónicas o discapacitados, con el único objetivo de mejorar su asistencia y su calidad de vida”, ha señalado el conseller de Sanitat, Rafael Blasco.

 

En primer lugar, todos los ciudadanos discapacitados tienen financiados en su totalidad todos los medicamentos y productos sanitarios que precisen, aunque pertenezcan a otras mutualidades como ISFAS, MUFACE O MUGEJU.

 

En las oficinas de farmacia

 

De este modo, las oficinas de farmacia de la Comunitat Valenciana dispensan de forma gratuita, una vez presentada la prescripción necesaria, los productos absorbentes de incontinencia y obturadores anales para los afectados de espina bífida y para los pacientes con incontinencia grave, como los lesionados medulares y grandes minusválidos.

 

También los pacientes de espina bífida, esclerosis múltiple y esclerosis lateral amiotrófica disponen de recogida de orina multicanal sin ningún tipo de aportación. Además, los lesionados medulares tienen financiado los medicamentos para el tratamiento de la disfunción eréctil.

 

Del mismo modo, la conselleria de Sanitat también financia para los pacientes con tuberculosis los medicamentos con principios activos de rifabutina, tifampicina, isoniazida, pirazinamida y etambutol.

 

En la Comunitat, la conselleria de Sanitat facilita el acceso a los pacientes diabéticos para la determinación de glucosa en sangre y orina, ya que no tienen la obligatoriedad del visado de estas tiras reactivas. Además, la Conselleria ha permitido a estos pacientes elegir libremente la aguja con la que se les suministre la insulina.

 

También se financian productos farmacológicos dispensados en hospitales y centros de salud

 

En cuanto a la financiación de fármacos y productos sanitarios en los hospitales, la Conselleria suministra el material fungible sin aportación por parte del paciente a aquellos portadores de bomba de infusión continua de insulina.

 

También en hospitales y, debido a la descentralización del control del tratamiento de anticoagulación oral (TAO), en centros de salud la conselleria financia las tiras reactivas para la determinación de la coagulación de aquellos pacientes que determine el hematólogo responsable de su seguimiento.

 

También los farmacéuticos de los centros de atención primaria dispensan de forma gratuita material de incontinencia para pacientes con trastornos graves de incontinencia, así como el material fungible para nutrición enteral. También desde estos centros se suministran las toallitas Conveen y sondas Speedicath a pacientes de espina bífida, hidrocefalia y lesionados medulares.

 

Por otro lado, la conselleria de Sanitat, dirigida por Rafael Blasco, ha incluido en el catálogo de prótesis financiadas íntegramente por esta entidad diversos productos reivindicados por enfermos y familiares, para mejorar la salud del paciente.

 

“La Conselleria financia todas aquellas prótesis que necesiten los pacientes para mejorar su calidad de vida y contribuyan a un estado de bienestar favorable para una pronta recuperación, sobre todo en el caso de los más jóvenes”, ha señalado Rafael Blasco.

 

Así, Sanitat sufraga los audífonos para pacientes hipoacúsicos más allá que en otras comunidades autónomas. Mientras que a nivel nacional esta exoprótesis está financiada íntegramente para los menores de 16 años, en la Comunitat Valenciana se amplía esta financiación para los mayores de esta edad que estén estudiando, hasta obtener el grado de licenciatura superior (alrededor de los 23 años). El precio de cada audífono es superior a 1.800 euros.

 

Del mismo modo, la conselleria de Sanitat financia las prótesis capilares para los menores de 18 años afectados por alopecia  desarrollada como efecto secundario del tratamiento oncológico. El coste de cada prótesis ronda los 500 euros.

 

Esta medida está dirigida especialmente para las niñas menores que padecen cáncer y son sensibles al aspecto que provoca el tratamiento.

 

También están contempladas en este catálogo de prestaciones únicas la órtesis craneal a medida, para pacientes menores de un año, afectos de plagiocefalia. Esto es, para pacientes con deformaciones craneales, que son corregidas gracias a un casquete financiado por Sanitat. Durante 2006 se financiaron un total de 209 unidades, de más de 900 euros cada una, lo que supone un total de 188.518

 

En cuanto a las personas mayores o enfermos crónicos con largos periodos de reposo en cama, la Conselleria financia parcialmente los colchones y sobrecolchones antiescaras, con el principal objetivo de mejorar su calidad de vida.

 

Los principales beneficiarios de esta financiación son discapacitados, los enfermos crónicos y personas mayores, con estados avanzados de Alzheimer o Parkinson, que dispondrán de cojines y colchones que eviten daños innecesarios provocados por grandes periodos de inamovilidad. Los usuarios aportan una cantidad fija de 30 euros y la Conselleria financia el resto del producto, que puede llegar a tener un precio de 80 euros. Al año se dispensan alrededor de 1.000 unidades, con un coste aproximado de 80.000 euros.