30.000 rotuladores para pedir el voto naranja


Los agricultores de Oliva han salido a la calle para pedir el voto naranja consistente en invalidar las papeletas electorales para elegir al futuro presidente de la Generalitat Valenciana, mediante una tachadura con rotulador naranja en la misma. El objetivo que persiguen es presionar para lograr un precio justo en la venta de las naranjas.




 

30.000 rotuladores para pedir el voto naranja

La Asociación AVA de Oliva ha salido a la calle a hacer campaña a favor del voto naranja, tal y como prometió si sus propuestas no eran atendidas. De este modo, los agricultores olivenses han comenzado en mercado central del municipio a repartir los más de 30.000 rotuladores naranjas que ha adquirido la entidad. El objetivo es que los ciudadanos se solidaricen con la grave situación que padece el campo y tachen la papeleta que se utiliza en las elecciones autonómicas, de manera que quede anulado el voto.

 

Con esta medida, los representantes de AVA quieren mostrar su descontento con la Generalitat Valenciana porque según señala el presidente de esta asociación en Oliva, Vicente Faro, “nuestra iniciativa empieza porque no ha habido una respuesta ni un gesto tanto por parte de  la Administración Central ni del Estado”.

 

Y es que Faro indica que en diciembre se estableció un precio mínimo de salida de la naranja del almacén, pero en ningún caso se tuvo en cuenta al productor, “de hecho se llego a hablar de 10 céntimos por kilo, y lo que queremos es un precio digno”.

 

De no lograrse resultados, el representante de AVA de Oliva indica que reproducirán esta campaña en las próximas elecciones al Gobierno de España.