Jornada de Gestión de la Diversidad como factor clave en la competitividad de la Empresa


La Jornada fue todo un éxito




 

Jornada de Gestión de la Diversidad como factor clave en la competitividad de la Empresa

El Alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, fue el encargado de comenzar la Jornada Gestión de la Diversidad como Factor Clave de Competitividad en la Empresa, que tuvo lugar ayer en Gandia, organizada por el Ayuntamiento de Gandia, a través del Proyecto Equal Àncora.

 

El acto contó con la presencia del ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Manuel Pimentel y también con la de otros expertos en la materia como Luis Die, Director del Observatorio Valenciano de las Migraciones, CeiM, y Adelaida Bosch, de la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo.

 

Este acontecimiento, que contó con el apoyo de un nutrido número de personas interesadas, sirvió, a la vez, para presentar el documental “Inmigración y Trabajo” realizado dentro de la Línea 1 por el Proyecto Áncora, dirigida a la mejora de la calidad del trabajo y de la adaptación de empresas y de personas trabajadoras a los nuevos retos del mercado laboral.

 

José Manuel Orengo, en su intervención, hizo un repaso a la situación actual de la inmigración en nuestra ciudad. El Alcalde expuso su convicción de que “los y las inmigrantes que están en Gandia han contribuido y están contribuyendo al crecimiento económico de la ciudad”. En este sentido, dio cifras que avalaron su afirmación, como que “el producto interior bruto (PIB) de España ha crecido casi en un 40% en los últimos 5 años y que esto nos ha permitido aumentar la renta por cápita un 3%, en el mismo periodo, unos datos en los que Gandia no ha sido ajena”.

 

Por su parte, Manuel Pimentel, en la conferencia que pronunció, acto seguido, relató la evolución de la situación de la inmigración en España en los últimos 10 años. El ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales manifestó “que hacen falta leyes de Inmigración y que se acabe con las actuales normas que están regulando la extranjería y no tienen nada que ver con las necesidades actuales ni de los trabajadores ni de los empresarios”.

 

Pimentel afirmó que la venida de personas de otros países se ha debido a una demanda de mano de obra de los empresarios españoles que han sido “vanguardistas en la gestión y la adaptación a esta nueva realidad”. Como causa principal del fenómeno de la inmigración, Pimentel señaló la carencia de mano de obra producida a partir de la segunda mitad de los años 90. En este sentido afirmó que “la caída de la natalidad en España dio como resultado una carencia de personas para trabajar. Una situación en la cual los empresarios no estaban acostumbrados y a la que se hubieron de adaptar rápidamente”.