Bononad (BLOC) denuncia que los vecinos del Vergeret no pueden inscribir sus pisos por ser zona inundable y no tener la autorización de Confederación.


A pocos días de las elecciones, el PP trae al Parc de Cantalot una máquina para decir que ha iniciado las obras




 

Bononad (BLOC) denuncia que los vecinos del Vergeret no pueden inscribir sus pisos por ser zona inundable y no tener la autorización de Confederación.

Miquel Bononad, candidato del BLOC a la alcaldía de Tavernes, ha asegurado que el PP ha convertido las elecciones municipales en un referéndum a favor o en contra de los PAI que están en marcha.

 

El nacionalista ha calificado esta estrategia de una operación “para esconder todos los fracasos de gestión del PP durante estos tres años. Quieren hacer una ronda de circunvalación de tan solo 10 metros, financiada por el Ayuntamiento y por los propietarios.

La gente que ha comprado pisos en el Vergeret no pueden inscribir sus propiedades por estar la zona afectada por la Confederación Hidrográfica del Júcar al ser terreno inundable”

 

Bononad también ha criticado la mala operación financiera del Ayuntamiento llevada a cabo con la emprendida constructora del aparcamiento y que el solar del antiguo cuartel de la Guardia Civil no haya sido destinado a VPO. “El PP sólo sabe engañar la población, en 3 años no ha hecho ninguna VPO y ahora quieren limpiar casa hablando de lo que harán en el futuro”.

 

El BLOC de Tavernes ha dado a conocer que en cuestión de semanas el Ayuntamiento se ha puesto a eliminar los obstáculos arquitectónicos de las calles y ha hecho entrar una máquina en el parque del Cantalot para simular que se está haciendo en el nuevo parque.

Bononad no ha dudado a la hora de calificar estas actuaciones “como una lavado de imagen del PP ante de las elecciones del próximo domingo. Lo único que ha hecho el PP durante 3 años ha sido instalarnos las torres de alta tensión”.

 

Con respecto a la política urbanística, Bononad ha revelado que el PP ha dado su visto bueno a una tercera urbanización en la zona del Massalari para instalar un hotel rural y treinta bungalows. “La población de Tavernes debe saber que el Ayuntamiento deberá pagar 40 millones en concepto de cuota de sostenibilidad y además proteger tantos metros cuadrados como suelo edificado”.