El Ayuntamiento solicita que la variante respete el trazado del tren Gandia-Denia


El estudio sobre el impacto medioambiental de la variante de La Safor, la única solución que hasta el momento se ha apuntado desde el Ministerio de Medio Ambiente para solucionar el grave problema que supone para esta comarca que la N-332 atraviese numerosos núcleos urbano, comenzará a redactarse la semana que viene. Una redacción que surgirá tras el proceso de alegaciones que se ha abierto a todos los municipios afectados y que el viernes concluye. De hecho, el ayuntamiento de Gandia remitirá a lo largo de la mañana de mañana un documento en el que se solicita principalmente que se respete el trazado del futuro tren Gandia-Oliva-Denia.




 

El Ayuntamiento solicita que la variante respete el trazado del tren Gandia-Denia

El Ayuntamiento de Gandia ha celebrado una comisión conjunta de Urbanismo y Medio Ambiente con el fin de determinar los aspectos que deberá tener en cuenta el Ministerio a la hora de elaborar el informe de impacto de la nueva variante de la Safor. Entre las consideraciones a tener en cuenta, además del tren a Denia, el concejal de Urbanismo, Jaume Borrás ha señalado que se tienen que tener en cuenta cuestiones como el futuro Hospital Comarcal y el desarrollo del polígono de Sancho Llop donde éste se ubicará, el cementerio municipal, el río Serpis, y comprobar si existen o no yacimientos arqueológicos

 

El responsable de Urbanismo, ha respondido a la propuesta del concejal de Medio Ambiente, Joan Francesc Peris, sobre la posibilidad de no construir la variante y aprovechar la autopista, eliminando el peaje, señalando que el Ayuntamiento de Gandia propondrá al Ministerio de Medio Ambiente que, de forma paralela a la redacción del informe de impacto ambiental, considere la posibilidad de establecer la gratuidad de la AP-7, aunque sin dejar por ello de apoyar la realización de la variante.