DIÁLOGO PARA BESUGOS


El otro día (lunes, día 21 de mayo) ví un programa en la Cadena Municipal Televisión de Gandía. En él estaban algunos políticos o aspirantes a serlo, que optan por una candidatura de Alcalde en el Exmº. Ayuntamiento de Gandía.




 

DIÁLOGO PARA BESUGOS

Hasta ahí bien. Pero en el debate existió a mi entender un problema u error: Los aspirantes a la Alcaldía en esta Ciudad, hablaban solamente Valenciano (alguno, también lo hacía en catalán), por lo que imagino que muchos Castellanos parlantes se quedaron con un palmo de narices al no comprender como, a unos Políticos, que optan ser alcaldes, no les importan aquellas personas que, aunque entendemos el Valenciano, pagamos impuestos al igual que los Valenciano parlantes y no entendemos muy bien lo que dicen. Lo suyo era, a mi entender un diálogo para besugos.

¿Quienes son los besugos?
 
Estas personas que debieran hablar en los dos idiomas están contraviniendo (y por ello discriminando  a los que no hablan ni entienden Valenciano) la Ley de Leyes, que es la Carta Magna.

Da la triste sensación de que estas personas solamente se dirigen a unos pocos y, que yo sepa, los Castellanos parlantes también pagamos los onerosos impuestos para que vivan muchos políticos que sin saber por qué, discriminan vergonzosamente a los mismos.

Por ello, yo, el próximo 27, votaré a una opción política cuya opción en el Ayuntamiento de Gandía sea, entre otras cosas,  la de hablar en las dos lenguas por igual, no dictatorialmente (y con evidente desprecio para los Castellano parlantes) una sola.

Franco obligaba el castellano o el español, los Políticos "modernistas" de aquí y cierta región española al norte de la Comunidad Valenciana nos quieren hacer tragar el valenciano catalanizado y olvidar el español.

Tanto dictador es aquél como estos nuevos dictadores de la lengua. Son, en este aspecto, y debo decirlo, iguales.
 
Lo uno y lo otro, son anacronismos y atrasos de gente cuya mente estrecha no les hace ver que el Mundo es más amplio que aquel que limita nuestra región o localidad, y que estos Políticos parecen no ver. De pena.

DEL PINO.