El Bloc podría revalidar el pacto con el PP para evitar que el PSOE tenga la alcaldía


El PSPV- PSOE vuelve a ser la fuerza más votada en la localidad de Bellreguard, pese a que el empresario y relaciones públicas, Pere Cremades debutaba como candidato en este municipio saforeño, sustituyendo a la que fuera presidenta de la Mancomunidad de Municipios de La Safor, Pepa Bonet.




 

El Bloc podría revalidar el pacto con el PP para evitar que el PSOE tenga la alcaldía

No obstante, el hecho de tener cinco concejales, frente a los cuatro del Partido Popular y los dos del Bloc, no le garantizan la alcaldía y es que pese a lo que a lo habitual en estos casos sería que pactaran con el Bloc para configurar un gobierno de izquierdas, este no es el caso de Bellreguard. La pasada legislatura el Bloc y el PP pactaron para configurar un gobierno que impidiera el acceso de los socialistas a la vara de poder, ya que durante los ocho años anteriores dejaron una situación política y económica que el resto de las fuerzas políticas no estaban dispuestas a continuar tolerando, por lo que acordaron gobernar en paz, pese a la diferencia de criterios, y dotar de la alcaldía al nacionalista, Facund Puig.

 

En estos momentos, la incógnita está servida dado que el PSPV y en concreto su candidato, Pere Cremades ha abierto los brazos a un pacto “de progreso de la izquierda”, que lo coloque al frente del consistorio. No obstante, aunque los socialistas se han mantenido en cuanto al número de votos, el Partido Popular ha aumentado en dos  el número de representantes, concretamente el mismo número de escaños que ha perdido el Bloc. Esta fuga de votos hacia la derecha podría suponer un cambio en la postura de los nacionalistas, que son quienes tienen en estos momentos la clave de la gobernabilidad.