Nefrólogos de toda España debaten en Valencia la mejora en atención de enfermos renales


10 de cada 100 valencianos pueden desarrollar la enfermedad renal crónica si no reciben tratamiento Blasco ha destacado la prevención y detección precoz de cualquier anomalía en la función renal




 

Nefrólogos de toda España debaten en Valencia la mejora en atención de enfermos renales

La Conselleria de Sanitat ha potenciado el tratamiento precoz de la enfermedad renal, ya que se calcula que el 10% de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana tienen afectada la función renal de forma leve y pueden desarrollar la Enfermedad Renal Crónica (ERC), lo que supone cerca de 50.000 personas en la Comunitat.

 

Rafael Blasco ha destacado que “prevenir esta enfermedad es tan sencillo como llevar unos hábitos de vida saludables, sin tabaco, y vigilar la tensión arterial. Es por esto, que la conselleria de Sanitat centra una buena parte de sus esfuerzos en la prevención y detección precoz de cualquier anomalía en la función renal, antes de que se desarrollen otras complicaciones.”

 

En este sentido, es necesario sensibilizar a los médicos para detectar los casos leves y prevenir que la enfermedad progrese, por lo que desde Sanitat se considera necesaria  la interrelación  entre médicos de familia y nefrólogos.

 

Este es uno de los aspectos que se debate en las Jornadas de Nefrología durante el día de hoy mañana en Valencia. La Sociedad Española de Nefrología y el Grupo Español de Nefrología han elegido la ciudad de Valencia para intercambiar experiencias con tratamientos en enfermos renales. La finalidad de esta reunión de trabajo es formular un consenso en el seguimiento de los pacientes renales crónicos.

 

La insuficiencia renal crónica en la Comunitat Valenciana afecta actualmente a más de 5.200 personas que reciben tratamiento, sólo durante 2006 se han registrado 651 nuevos casos. Son las personas mayores de 65 años quienes más padecen este tipo de problema de salud, alcanzando una tasa de 2.500 pacientes por millón de personas. Por esto se prevé que aumente el número de afectados, ya que aumenta la población de esta edad y crece también la prevalencia de otras enfermedades crónicas, como la diabetes.

 

En este sentido, durante las jornadas los profesionales nacionales abordan las patologías más importantes que van asociadas a esta la enfermedad renal, ya que muchos de los pacientes lo desconocen y cuando llegan al diagnóstico es en un momento avanzado, en el que sólo cabe el tratamiento de diálisis o el trasplante.

 

Es por ello que el Consell adapta las instalaciones sanitarias a este tipo de pacientes, con el objetivo de mejorar su confort y la calidad de la asistencia recibida.

 

Tratamiento: hemodiálisis, diálisis peritonial y trasplantes

 

El 56% de los afectados reciben tratamiento de hemodiálisis, el 39% ha sido trasplantado y el 5% recibe tratamiento de diálisis peritoneal en centros asistenciales de la red sanitaria pública de la Comunitat.

 

Durante los primeros cinco meses de este año se han realizado 99 trasplantes de riñón, frente a los datos registrados durante los cinco primeros meses de 2006, 79 trasplantes renales.

 

Tal y como ha destacado el conseller de Sanitat, “la posibilidad de realizar los trasplantes en la Comunitat ha permitido mejorar la calidad de vida de los enfermos renales, así como su pronóstico vital”.

La diálisis es el proceso artificial de filtración de los productos de desecho y la eliminación del exceso de líquidos del organismo, en el momento en que los riñones no pueden realizarlo normalmente. Se trata de una técnica basada en el principio físico-químico denominado ósmosis, que consiste en un intercambio de sustancias, a través de una membrana semipermeable, para que tanto las toxinas de la sangre como el exceso de líquido que no se puede desechar por la orina, pasen a incorporarse a un “líquido de diálisis” que permita su eliminación.

 

Según el tipo de membranas semipermeables utilizadas, se pueden distinguir dos tipos de diálisis: la hemodiálisis, que se caracteriza por la utilización de una membrana artificial y la diálisis peritoneal, que se basa en la utilización de una membrana natural (el propio peritoneo).

 

En la actualidad, la Comunitat Valenciana cuenta con un total de catorce unidades de hemodiálisis en hospitales públicos, que garantizan la calidad del tratamiento a los pacientes.

 

Enfermedad renal crónica (ERC)

 

Diversos factores, como el peso al nacer, pueden condicionar la masa renal. De este modo, las personas que padecen una leve insuficiencia en estos órganos tienen una mayor predisposición a padecer una enfermedad renal o cardiovascular.

 

Además, la insuficiencia renal es uno de los factores de riesgo más importantes relacionados con la patología cardiovascular, ya que si la sangre no se depura correctamente puede afectar a las arterias. Asimismo, supone un obstáculo importante a la hora de recibir un tipo de tratamiento más agresivo, como el de cáncer, ya que muchos fármacos de quimioterapia se eliminan a través del riñón.

 

Para cuidar la salud renal, es necesario vigilar la presión arterial, el peso y someterse a analíticas rutinarias, además de seguir una dieta mediterránea sana, ingerir suficientes líquidos y no automedicarse o abusar de medicamentos que afecten al riñón de forma crónica.