Los sindicatos denuncian la falta de personal sanitario en la comarca con la llegada del verano


Reducción de personal y aumento de la población, un binomio que no se ajusta nada bien. Esto es lo que principalmente le pasa al sistema sanitario de la comarca cada verano y que los sindicatos han querido denunciar culpando a la mala organización de la Conselleria de Sanitat.




 

Los sindicatos denuncian la falta de personal sanitario en la comarca con la llegada del verano

Llega el verano y con él la falta de profesionales sanitarios y más concretamente, la falta de anestesistas. El hospital San Francesc de Borja de Gandia se encuentra actualmente con 6 de los 12 anestesistas que tiene normalmente. Esto conlleva una paralización de los quirófanos, un aumento de las listas de espera y un desvío de pacientes que tiene que acudir a otros centros para poder ser atendidos de urgencia. Un hecho que salpica tanto a profesionales como a pacientes.

 

 Desde los sindicatos se ha querido denunciar esta situación que año tras año sacude a la ciudad gandiense, una población que paralelamente duplica su población con la llegada de los turistas veraniegos. UGT manifiesta que esto es debido al déficit con el que cuenta el sistema sanitario valenciano que depende de la Conselleria de Sanitat, que “no cumple con su papel de organizar, coordinar y poner los recusros sanitarios de todo tipo para dar una cobertura óptima de sanidad a todos los turistas que vienen a veranear a la zona”, argumentaba el sindicalista Antonio Agustí. Éste mismo indicaba que la falta de personal sanitario para la temporada de verano “va a suponer que de los dos cupos que normalmente existen de atención a pacientes, ahora sólo va a haber uno y por él pasarán el doble de pacientes, quienes serán atendidos por el mismo médico, con lo que éste verá su tiempo de atención reducido a la mitad”.