Blasco: “Todos los turistas tendrán este verano atención farmacéutica a menos de 5 minutos”


El objetivo es ofrecer al ciudadano una óptima atención farmacéutica Los botiquines se autorizan en zonas que no disponen de oficina de farmacia o que está a más de dos kilómetros de distancia




 

Blasco: “Todos los turistas tendrán este verano atención farmacéutica a menos de 5 minutos”

La Conselleria de Sanidad ha autorizado la apertura de cinco botiquines turísticos durante los meses de verano en las zonas donde se registra una gran afluencia turística, con la finalidad de prestar una óptima atención farmacéutica a los ciudadanos. Los botiquines turísticos que han sido autorizados se instalarán en Cofrentes, y en las playas de Urbanova en la ciudad de Alicante, Almassora, Nules y Piles.

 

Según el conseller de Sanitat, Rafael Blasco, “el objetivo es acercar a los ciudadanos los servicios farmacéuticos con la finalidad de que reciban una prestación farmacéutica óptima y rápida”. Blasco ha explicado que los botiquines son establecimientos destinados a la atención farmacéutica que se instalan en zonas que no cuentan con una oficina de farmacia, ya sea un municipio, pedanía o en núcleos de población, o bien porque la oficina más cercana se encuentra a dos kilómetros de distancia como mínimo.

 

En este sentido, Blasco ha destacado la proximidad de la farmacia al ciudadano de la Comunitat Valenciana, ya que “este verano todos tendremos atención farmacéutica a menos de cinco minutos”. De este modo, los botiquines farmacéuticos se suman a las más de 2.200 oficinas de farmacia abiertas al público en la actualidad, con el objetivo de mantener la relación de una farmacia cada 2.800 habitantes en zona urbana y una adicional por cada 3.500 habitantes en zonas turísticas por lo que “prácticamente el 100% de la población está cubierta con al menos una oficina de farmacia en su municipio”, ha señalado el titular de Sanitat.

 

Botiquines permanentes, turísticos y de emergencia

 

Existen tres tipos de botiquines farmacéuticos: los permanentes, cuya apertura se autoriza bien por motivo de lejanía a la oficina de farmacia más próxima; los turísticos o temporales, que son autorizados por motivo de incrementos poblacionales en determinadas épocas del año; y por último, los de emergencia, que se autorizan por razones de emergencia o catástrofe sanitaria, cuando la asistencia farmacéutica necesaria no se puede cubrir con los establecimientos y servicios habituales.

 

Asimismo, los botiquines se vinculan a una oficina de farmacia del mismo municipio y en su defecto, a una de la misma zona farmacéutica. De esta manera, a través de los botiquines se pretende que garanticen las funciones de conservación, custodia y dispensación de medicamentos y productos sanitarios.

 

En el botiquín se desarrollarán también las funciones de prestar una atención farmacéutica adecuada a la población, dar consejo farmacéutico, informando sobre el uso racional del medicamento; llevar a cabo una vigilancia, control y custodia de las recetas prescritas y dispensadas.

 

El horario de funcionamiento será de diez horas semanales como mínimo y garantizarán que esta prestación se realice con las debidas garantías de control e información al usuario.

 

17 botiquines permanentes

 

La Conselleria de Sanitat también ha puesto a disposición de los ciudadanos, además de los botiquines turísticos, 17 botiquines permanentes distribuidos en diferentes municipios de la Comunitat Valenciana que han sido autorizados por motivos de lejanía a la oficina de farmacia más próxima o de difícil comunicación con ella y cuyo servicio presta con continuidad durante todo el año.

 

Los municipios, pedanías o núcleos de población de la provincia de Alicante que disponen de estos botiquines son Casas del Señor en Monóvar, Castillo de Montemar en Algorfa, Chinorlet y Torremendo. En la provincia de Castellón disponen de botiquines permanentes en Chilches, Cortes de Arenoso, Els Ibarsos, Los Rosildos, Marina D’Or, en Oropesa, Peñalba, Venta de San Antonio y Villores. Por último, en la provincia de Valencia existen botiquines permanentes en Borbotó, El Saler, Port Saplaya y Sollana.