La Junta de Moros y Cristianos de Oliva pendiente de la autorización para cortar la carretera


La Junta de Moros y Cristianos de la ciudad de Oliva están en estos momentos a la espera del resultado de las negociaciones que está llevando a cabo la alcaldía de la localidad con la Delegación del Gobierno de la Comunidad Valenciana, para conseguir la autorización, que en principio ha sido denegada por el Ministerio, para cortar la Nacional 332 durante los desfiles de entrada de Moros y Cristianos de la localidad a lo largo de la tercera semana del mes de julio.




 

La Junta de Moros y Cristianos de Oliva pendiente de la autorización para cortar la carretera

Mario Aparicio, presidente de la Junta de Moros y Cristianos de Oliva, confirmaba las negociaciones que desde la alcaldía de Oliva se están llevando directamente con la Delegación del Gobierno para conseguir la autorización de corte de carretera durante las fiestas de la localidad.
En un principio, el Ministerio ha denegado el permiso, algo que no se ha considerado como algo definitivo, ya que la solicitud de cierre de la carretera era muy amplia y sobre todo porque se confía en que la decisión se pueda reconducir en las conversaciones que se están manteniendo con la Delegación del Gobierno.
Según el presidente de las fiestas, el corte de carretera se propone en esta edición de las fiestas por primer vez, a consecuencia de un cambio de itinerario que permita dar mayor vistosidad a los desfiles, sobre todo después de los cambios que se han producido en algunas vías, como la de monjas clarisas que con las últimas reformas ha visto cómo se reducía la amplitud de la calzada.
Desde la Junta, se espera poder conseguir un buen resultado de las negociaciones, pero sobre todo lo que más preocupa es la rapidez en la respuesta, dado que es necesario establecer de forma definitiva el itinerario para continuar con la organización de la fiesta