Sanitat demuestra la capacidad de las células madre para tratar la esclerosis


El Instituto de Neurociencias de Alicante ha desarrollado esta investigación que en la actualidad se encuentra en fase de ensayo clínico.




 

Sanitat demuestra la capacidad de las células madre para tratar la esclerosis

El Laboratorio de Etiología Experimental del Instituto de Neurociencias de Alicante. UMH-CSIC, que dirige el Dr. Salvador Martínez, ha demostrado la capacidad de las células madre de la médula ósea para desarrollar efectos protectores sobre las neuronas en un modelo animal de esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

 

Este descubrimiento, publicado en la prestigiosa Nerobiology of Disease, se une a otro exitosa investigación protagonizada por el mismo grupo de investigadores en la que se demostró en modelos animales que las células madre hematopoyéticas de la médula ósea pueden responder a una lesión desmielinizante y generar oligodendrocitos.

 

Estas investigaciones se enmarcan dentro del interés de este Laboratorio por estudiar la posibilidad de producir células productoras de mielina (los oligodendrocitos) a partir de células madre de tejidos adultos, así como conocer el papel neuroprotector de estas células madre en enfermedades desmielinizantes.

 

El conseller de Sanitat, Rafael Blasco, ha subrayado “la importancia de estas investigaciones para ofrecer nuevas esperanzas a los afectados por Esclerosis Lateral Amiotrófica y ha apostado por continuar mejorando la calidad de la atención que reciben nuestros pacientes, familiares y cuidadores”.

 

En la actualidad, el Instituto de Neurociencias de Alicante está investigando los procesos que permitan incrementar la eficacia para la generación de oligodendrocitos y la regeneración de la mielina a partir de células madre humanas de médula ósea del adulto y del cordón umbilical.

 

Además, los esfuerzos se centran en estudiar el efecto neurotrófico (protector) de estas células sobre los oligodendrocitos, en modelos animales de enfermedades desmielinizantes. Esta investigación esta siendo financiada por un proyecto de la European Leucodistrophy Asicition y la Fundación Diógenes de Elche.

 

Una enfermedad degenerativa y progresiva

 

La ELA es una patología degenerativa y progresiva. Las células nerviosas, moto-neuronas que controlan el movimiento de la musculatura voluntaria, disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, lo que ocasiona debilidad y atrofia muscular.

 

Los síntomas iniciales que pueden permitir diagnosticar la enfermedad pueden ser varios. Uno de los más frecuentes es la disminución de la fuerza de un brazo o pierna, calambres, o la atrofia muscular, extendiéndose con el tiempo a las otras extremidades.

 

En estos pacientes, el tratamiento neurorrehabilitador adquiere especial importancia. Realizado por un equipo multidisciplinar, incluye el tratamiento sintomático de los problemas asociados  y el tratamiento de rehabilitación.

 

El objetivo principal que se persigue es prolongar la capacidad funcional y promover la independencia de estos pacientes y en definitiva, conseguir la mayor calidad de vida del paciente durante todo el proceso asistencial.

 

Según los datos recogidos, esta patología afecta a más de 4.000 personas en España y a alrededor de 400 en la Comunitat. En su mayoría se trata de adultos entre 40 y 70 años, que sufren una limitación física que dificulta las actividades de su vida diaria.

 

Apoyo a pacientes y familiares

 

Rafael Blasco ha expresado “el compromiso de mejorar la calidad asistencial de estos pacientes, por lo que desde la conselleria colaboramos con la Sociedad Valenciana de Neurología, para mejorar la asistencia sanitaria dirigidas a los pacientes que padecen alguna enfermedad neurológica”.

 

Así, en el caso concreto de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, se pretende agilizar la derivación entre Atención Primaria y los Servicios Especializados, con el fin de reducir las demoras diagnosticas y coordinar eficazmente los recursos especializados.

 

Además, en estos pacientes se aplica un tratamiento neurorrehabilitador que es realizado por un equipo multidisciplinar, donde se incluye el tratamiento farmacológico de base, se tratan los problemas asociados, y el tratamiento de rehabilitación. El objetivo es prologar la capacidad funcional y promover la independencia de estos pacientes para que logren una mayor calidad de vida.

 

La conselleria de Sanitat, a través de la Dirección General de Calidad y Atención al Paciente, trabaja conjuntamente con las Asociaciones de pacientes con ELA. Durante el año pasado se destinó más de 30.000 euros para financiar los grupos de ayuda y autoayuda mutua, conocidos como “G.A.M”.

 

Estos grupos de ayuda mutua consisten en sesiones en las que se plantean los temas de interés para los afectados. Además, se realizan charlas monográficas sobre temas relacionados con la ELA o sobre asuntos que puedan ser de interés tanto para los afectados como para los familiares.

 

El conseller Blasco ha resaltado que “los familiares son una pieza clave en el proceso, y por eso una de las estrategias en la lucha contra el este tipo de enfermedades es impulsar el apoyo a las asociaciones para mejorar la calidad de vida de estos pacientes, y proporcionar ayuda a las personas que conviven con estos enfermos”.

 

Además, han articulado una serie de iniciativas enmarcadas en el Plan de Excelencia de la Sanidad Valenciana, en ámbitos tan importantes como el apoyo psicológico de  o el fisioterapéutico dirigido a pacientes, familiares y cuidadores, con el objetivo de proporcionar una adecuada atención integral a los afectados por esta enfermedad.