Sanitat alerta sobre el incremento de lesiones medulares en verano


Blasco: "En verano se produce un mayor número de lesiones medulares debidas a los accidentes de tráfico y a los accidentes por zambullidas"




 

Sanitat alerta sobre el incremento de lesiones medulares en verano

La Conselleria de Sanitat advierte del incremento de lesiones medulares que se producen en los meses de verano a causa de las zambullidas en piscinas y playas poco profundas o con rocas, así como a los accidentes de tráfico.

 

“Aunque la frecuencia de la lesión medular es variable a lo largo del año, es en el verano cuando aumentan notablemente las originadas por causa traumática. Esto se debe a que, con ocasión de los múltiples desplazamientos vacacionales, se produce un mayor número de lesiones vertebromedulares debidas a los accidentes de tráfico o a los accidentes por zambullida”, ha explicado el conseller de Sanitat, Rafael Blasco.

 

Para evitarlo, se aconseja extremar las precauciones respecto a unas medidas primarias, como evitar toda inmersión de cabeza en aguas poco profundas o desconocidas y observar rigurosamente las normas de tráfico (controlar la velocidad, emplear los cinturones y cascos de seguridad, evitar el exceso de carga de los vehículos, respetar las señalizaciones y efectuar descansos cada 200 ó 300 kilómetos).

Una media de 60 pacientes al año

 

La Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitari La Fe recibe una media de 60 pacientes al año procedentes de toda la Comunitat Valenciana, el 65% de los cuales tiene lesiones de origen traumático.

 

En concreto, la media de pacientes atendidos por accidente al zambullirse en aguas de poca profundidad es de dos o tres casos al año, aunque en los meses estivales, en ocasiones,  puede llegar a incrementarse hasta doblar esa cantidad. De hecho, en el verano de 2005 se produjeron seis casos de tetraplejia por esta causa debidos a zambullidas en el mar (tres casos), ríos (dos casos) y piscinas (un caso). Por ello, es de vital importancia recordar que al bañarse en aguas poco profundas o donde pueda haber rocas se debe evitar toda inmersión de cabeza o saltos.

 

En esta unidad se atiende la lesión medular tanto en su aspecto vital como en el funcional, tratando de que los pacientes consigan el mayor grado de independencia según el tipo de lesión de cada uno de ellos. Para ello, se realizan ejercicios físicos en el Gimnasio de Rehabilitación del centro y se les ofrece asesoramiento en la Unidad de Terapia Ocupacional, donde se realizan prácticas de actividades de la vida diaria en un espacio que reproduce una vivienda convencional para lograr que el paciente pueda realizar con la mayor autonomía posible las tareas domésticas o pasar de la silla de ruedas a la cama, la bañera o el lavabo.

 

27.812 jóvenes asistieron a charlas para prevenir accidentes de tráfico y sus secuelas en 2006

 

Por su parte, los accidentes de tráfico son los causantes de aproximadamente el 70% de las lesiones medulares y, según datos del Registro de Mortalidad de la conselleria de Sanitat ocasionaron un total de 529 muertes en la Comunitat en el año 2005.

 

Con objeto de prevenir este tipo de accidentes y sus principales secuelas, la conselleria de Sanitat puso en marcha un programa de prevención con la finalidad de concienciar a los jóvenes sobre la gravedad de las lesiones por accidente de tráfico.

 

Según el titular de Sanitat, “un total de 27.812 jóvenes han asistido a las 559 charlas que la conselleria de Sanitat y la Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Minusválidos Físicos de la Comunitat Valenciana (ASPAYM) han realizado durante 2006 en 262 centros docentes de Enseñanza Secundaria, Bachiller o ciclos formativos de Formación Profesional de la Comunitat Valenciana”.

 

Blasco ha explicado que la actividad consiste en una charla, de unos 50 minutos de duración, que se realiza en el propio centro docente impartida por 2 monitores previamente formados. Uno de los monitores tiene una lesión medular (o daño cerebral sobrevenido como secuela de un accidente de tráfico) y el otro monitor es personal sanitario, ambos formados específicamente para el desarrollo de esta actividad por el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de la Universitat de Valencia (INTRAS).

 

Los contenidos de estas charlas versan sobre las principales causas de los accidentes de tráfico y cuáles son las principales medidas a adoptar para prevenirlos, haciendo hincapié en los efectos del alcohol y las drogas en la conducción de vehículos, en las principales medidas protectoras en el caso de sufrir un accidente (casco, cinturón, reposacabezas, etc), así como en la descripción de algunas de las principales secuelas de los accidentes de tráfico: el traumatismo craneoencefálico y la lesión medular.