Dos proyectos de la Universidad de Gandía contribuyen a la protección de la flora en La Safor y El Camp de Morvedre


El campus de la Universidad de Gandía está realizando dos estudios para contribuir a la protección de la flora en la comarca de la Safor y en la marjal de Sagunto, en El Camp de Morvedre.




 

Dos proyectos de la Universidad de Gandía contribuyen a la protección de la flora en La Safor y El Camp de Morvedre

Un equipo de investigación del campus de Gandía de la Universidad Politécnica de Valencia está llevando a cabo dos estudios cuyos resultados contribuirán a la protección de la flora autóctona de las comarcas de La Safor y de El Camp de Morvedre. 

El primero de los estudios se realiza en La Safor y se centra en los efectos de la eliminación controlada de una planta invasora introducida a finales del siglo XVII y principios del XVIII proveniente de áfrica del Sur, el Carpobrotus, comúnmente conocida como flor de cuchillo o diente de dragón. Esta especie, utilizada para fijar terrenos dunares o arenosos, se ha extendido ocupando el espacio de otras plantas autóctonas. Según Enrique Sanchis, profesor del departamento de Biología Vegetal, para analizar cuáles son las medidas más efectivas para la protección de la flora natural de las áreas dunares, es necesario conocer los efectos reales de la existencia del Carpobrotus, por lo que se eliminará en zonas localizadas de la costa de La Safor y se comparará el crecimiento de las plantas autóctonas en relación con las áreas donde predomina el Carpobrotus.  

La segunda de las investigaciones se realiza en la marjal de Sagunto, en el Camp de Morvedre y su objetivo es contribuir a la recuperación del Limonium dufourii, de nombre popular saladillas o ensopegueres, planta en peligro de extinción de la que hay poco más de 4.000 individuos. Las plantas pertenecientes al género Limonium están muy adaptadas al ambiente en donde viven; de hecho cada humedal, saladar o acantilado costero desarrolla una especie diferente. El estudio consiste en la reintroducción de la especie a través de la siembra y la plantación, con el fin de determinar cual es la forma más eficaz para evitar la desaparición de este espécimen y contribuir de esta manera a establecer poblaciones estables.

 

Ambos proyectos cuenta con una subvención de la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Territorio y Vivienda.