Sanitat ha proporcionado más de 15.000 vacunas para viajeros en 2006


La Conselleria recomienda planificar el viaje con tiempo y seguir las recomendaciones específicas Las vacunas más comunes son la triple vírica, contra la hepatitis A y contra la rabia El ministerio de Sanidad, a través de Sanidad Exterior, se ocupa de los certificados de vacunas




 

Sanitat ha proporcionado más de 15.000 vacunas para viajeros en 2006

La Conselleria de Sanitat ha facilitado a Sanidad Exterior 15.805 dosis de diversas vacunas contra varias enfermedades, con un coste de cerca de 150.000 euros. Estas vacunas se dispensan a aquellas personas que van a viajar a lugares donde es necesario tomar precauciones específicas en materia de salud. La conselleria de Sanitat proporciona estas dosis a Sanidad Exterior con el fin de facilitar los trámites a los viajeros.

 

“Lo más importante es que el viajero tome las precauciones en materia de salud más adecuadas, por esto desde la administración autonómica facilitamos las dosis que deben administrarse en los centros de vacunación acreditados”. Esta acreditación es muy importante para la entrada en algunos países.

 

La vacuna más administrada durante el 2006 fue la triple vírica, con un total de 4.815 dosis con un coste de 41.592 euros, seguida por la de la hepatitis A, con 2.855 dosis con un coste de 52.818 euros y en tercer lugar la rabia, con 2.836 dosis con un coste de 17.772 euros. Las demás vacunas son contra la gripe, la hepatitis A pediátrica, la hepatitis B para adultos y pediátrica, contra la polio salk y el tétanos y difteria para adultos, con un total de 5.299 dosis con un coste de 36.790 euros.

 

“Desde la conselleria de Sanitat recomendamos planear el viaje con tiempo de antelación para informarse sobre las vacunas y medidas preventivas necesarias en cada país. Los médicos de cabecera proporcionan medidas generales en relación con la salud y remitirán al viajero a Sanidad Exterior en caso de precisar certificados o información más concreta”, ha señalado el titular de Sanitat, Rafael Blasco.

 

Esta planificación es muy importante, ya que muchas vacunas se administran en varias dosis, como contra la rabia o la hepatitis B, que si no se administran completamente no son efectivas y pueden conllevar una mala protección de la salud. Por ejemplo, una sola dosis contra la Hepatitis B sólo protege al 40% de las personas y la vacuna contra la fiebre amarilla precisa de 15 días de antelación

 

La visita al médico general está indicada sobre todo para aquellas personas que padecen alguna enfermedad y requieran de algún medicamento específico. Además de una revisión, es recomendable que el médico extienda un informe y le recete la medicación necesaria en cantidad suficiente para cubrir el período de tiempo que dure su estancia en el extranjero. Del mismo modo, las personas con problemas alérgicos deben tener en cuenta la época estacional del país de destino y la posibilidad de que se produzca una crisis durante el viaje.

 

Por estos motivos, el botiquín de viaje es imprescindible y debe contener medicinas suficientes para todo el trayecto. Es necesario incluir también analgésicos y anitérmicos, repelentes de insectos, cremas de protección solar y tratamiento de quemaduras, así como material de cura.

 

Especial cuidado con el agua y alimentos crudos

 

El agua es uno de los elementos con los que más cuidado debe andar el viajero, ya que es un medio transmisor de enfermedades infecciosas. Por un lado, no debe beber agua corriente ni bebidas con hielo, ni tampoco se debe ingerir alimentos crudos ni frutas ni verduras con piel, sólo peladas y lavadas con agua embotellada y desinfectante.

 

Además, por otro lado, los baños también pueden acarrear infecciones ya que el agua puede estar infectada por larvas que penetran en la piel, ojos u oídos y provocan enfermedades. En el mar, las precauciones deben tomarse por las picaduras de medusa y las mordeduras de los peces, la dermatitis por los corales y los crustáceos, mariscos y anémonas de mar tóxicos.

 

Las alteraciones digestivas también son frecuentes

 

Los problemas en el aparato digestivo son frecuentes en cuanto se sale de la rutina, y pueden estar desencadenados por modificaciones en las condiciones de la alimentación o los horarios. La diarrea es muy común en zonas subdesarrolladas por la ingestión de alimentos en malas condiciones o por el agua con que se trata.

 

Al respecto de la medicación, “el uso preventivo de antibióticos no está recomendado; en el caso en que fuera necesario deberán tomarlos en las dosis y pautas de administración prescritas por su médico”, ha señalado el conseller de Sanitat, Rafael Blasco.

 

Vacunas suministradas

 

VACUNAS                       DOSIS          COSTE

Triple vírica                      4.815              41.592

Hepatitis A adultos           2.855             52.818

Rabia                              2.836             17.772

Tétanos Difteria adultos    2.140              8.364

Hepatitis B adultos           1.919             20.917

Gripe                                 590              3.127

Polio Salk (inyectable)        341              2.112

Hepatitis B pediátrica         191               913

Hepatitis A pediátrica         118               1.357

TOTAL                           15.805             148.972