Sanitat implanta un sistema de información que reduce el gasto farmacéutico en urgencias


El sistema unifica los criterios de prescripción entre la asistencia primaria y las urgencias hospitalarias La lista incluida se reduce a cerca de 100 fármacos Disminuye los posibles errores en la prescripción y el tiempo de elaboración del alta. El sistema informático ha sido validado por todos los servicios de urgencias de la Comunitat Valenciana




 

Sanitat implanta un sistema de información que reduce el gasto  farmacéutico en urgencias

La Conselleria de Sanitat, a través del servicio de urgencias del hospital Arnau de Vilanova, en colaboración con el servicio de farmacia de este mismo hospital, ha desarrollado un sistema informático que permite reducir el gasto farmacéutico de los medicamentos que se prescriben en las unidades de urgencias a los pacientes que van a ser derivados a atención primaria.

 

Así, este sistema supone un gran avance dentro de los planes establecidos por la Conselleria de Sanitat para la plena integración la asistencia primaria y la especializada en todas las áreas de salud de la Comunidad Valenciana.

 

Denominado proyecto Farma-Atlas, en referencia a su doble vertiente informática y farmacológica, se trata de un sistema de información de ayuda a la prescripción para los servicios de urgencias hospitalarias de toda la Comunitat Valenciana que unifica la prescripción entre la asistencia primaria y las urgencias hospitalarias.

 

El sistema, incluye una selección de medicamentos genéricos de uso común, aproximadamente cien, en la asistencia primaria que garantiza que los facultativos de urgencias prescriban preferentemente los medicamentos incluidos en esta lista a los pacientes que van a ser derivados hacia la asistencia primaria. De este modo, al excluir de la prescripción de urgencias los medicamentos de mayor coste económico y menor utilidad terapéutica, se consigue reducir los gastos farmacéuticos de los servicios de urgencias hospitalarios.

 

Facilidad de acceso

 

Integrado en el propio programa de alta hospitalaria, el sistema permite acceder desde cualquier dispositivo informático de las unidades de urgencias  de un modo rápido y sencillo a información de gran valor a la hora de realizar la prescripción. Así, los facultativos de urgencias cuentan con una herramienta de fácil acceso en la que pueden consultar toda la información que requieren sobre los medicamentos (indicaciones, posología, etc.) que han sido incluidos en el sistema, así como incluir estos mismos datos en el informe de alta del paciente.

 

En este sentido, cabe destacar que la lista de medicamentos contenida en el sistema de información ha sido elaborada no sólo bajo criterios de coste (genéricos), sino que también se han seguido criterios de efectividad y seguridad.

 

Continuidad asistencial

 

Por otra parte, gracias a que el sistema unifica la prescripción entre la asistencia primaria y las urgencias hospitalarias, se consigue la continuidad asistencial, lo que favorece la prescripción en la atención primaria al acotar el número de medicamentos y evita las dudas que puede generar en los pacientes la existencia de duplicidades en la prescripción entre estos dos ámbitos de la sanidad.

 

Entre las ventajas de este sistema de información de ayuda a la prescripción en urgencias destacan, además, la disminución de los acontecimientos adversos a la medicación inducidos por el factor humano, los posibles errores de trascripción, ya que al tratarse de un vademécum informatizado se elimina el papel, y la reducción de los tiempos de elaboración del informe de alta.

 

Reducción de fármacos

 

Con la incorporación de este sistema de ayuda a la prescripción en urgencias, la lista de fármacos que se prescriben en urgencias a pacientes que van a ser derivados hacia la atención primaria se ha reducido.

 

Así, de una amplia lista se han seleccionado aproximadamente unos 100 fármacos. No obstante, según han indicado profesionales de los servicios de urgencias y de farmacia del hospital Arnau de Vilanova la lista es dinámica y, por tanto, abierta a revisiones periódicas.