Francisco Morales: “En el primer mundo, los medicamentos se han convertido en un bien de consumo”


“Les fronteres de la salut” es el título de la conferencia que tendrá lugar esta tarde en la Casa de la Marquesa de Gandia dentro de los cursos incluidos en la programación de la Universitat d’Estiu 2007




 

Francisco Morales: “En el primer mundo, los medicamentos se han convertido en un bien de consumo”

Curso que tratará la situación actual del mundo sanitario, básicamente entorno a los más destacados aspectos sociales o de investigación, además de los temas relacionados con el medicamento genérico, los cuales desarrolló el ponente de este día, Francisco Morales, profesor de Farmacología de la Universitat de València.

Las diferencias entre los pueblos y su accesibilidad a los medicamentos han sido hoy analizadas por Francisco Morales en la conferencia “Les fronteres en l'accés a medicaments”. El professor de Farmacología de la Universitat de València ha explicado las diferencias entre el acceso a los medicamentos para los países del primer mundo y los países subdesarrollados. Morales explicaba que en el primer mundo, la utilización de medicamentos ha alcanzado tales niveles que han terminado por convertirse en bienes de comsumo, los llamados “medicamentos del confort”.

Actualmente observamos que hay medicamentos para gente sana, para sentirse mejor o aumentar nuestro bienestar“.

Aún así, el profesor mostraba cautela respecto a este punto: “Llega un momento donde disponer de más medicinas no beneficia la salud, ya que éstas son solamente una de las últimas partes del sistema sanitario, nunca el centro. El uso de medicinas adecuadas deberá contar con un diagnóstico preciso, ya que ciertas enfermedades pueden curarse mediante otros procedimientos sin la necesidad de recurrir a los medicamentos. La salud de la población no depende directamente de ellos”.

Mientrastanto, en el llamado tercer mundo la situación es completamente diferente. A la escasez de medicamentos se añade la ineficacia de la estructura sanitaria.

Aunque llenásemos de medicamentos un país como Haití, no serviría de nada: no existe una estructura adecuada. Por ejemplo, las vacunas podrían estropearse si no dispones de camiones refrigerados para su transporte”, explicaba Francisco Morales.

Los medicamentos genéricos.

La conveniencia o no de utilizar medicamentos genéricos ha sido también tratado por el profesor Francisco Morales, quien expone sus dudas respecto a que el uso de medicamentos genéricos en los países desarrollados se traduzca en una reducción del presupuesto sanitario. Morales explicaba que los medicamentos que se convierten en genéricos son aquellos que presentan caduca su patente y, “por tanto, los que menos se utilitzan”, mientras que los medicamentos más recientes y “los más utilitzados por médicos y pacientes”, no cuentan con genéricos y es entonces cuando “la reducción que se produce en el gasto sanitario es mínima”.

Morales ha comentado que “las medicinas, evidentmente, deben protegirse ya que previamente existe un importante trabajo de investigación. Pero también ha de tenerse en cuenta que debemos buscar otras medidas para aquellos países que no puedan pagarlas”. En este sentido, Francisco Morales ha hecho referencia a las medidas tomadas en índia, donde el gobierno ha suspendido la patente de diversas medicinas retrovirales utilizadas en el tratamiento del SIDA. “Estas medicinas ya están siendo importadas por otros países como Brasil, ya que su coste es diez veces menor”. El problema de estas acciones gubernamentales: la fuerte oposición del OMC y las industrias farmacéuticas. “Tienen miedo a que la índia pueda convertirse en la farmacia de los países del tercer mundon”, concluía Francisco Morales.