Sanitat adjudica cinco becas para los laboratorios de Salud Pública


Se trata de becas profesionales para la realización de prácticas en los centros de la Conselleria Se destina una partida presupuestaria de 30.000 euros




 

Sanitat adjudica cinco becas para los laboratorios de Salud Pública

La Conselleria de Sanitat ha adjudicado cinco becas, con un importe total de 30.000 euros, para la realización de prácticas profesionales en los laboratorios de Salud Pública de la conselleria de Sanitat durante el segundo semestre del año.

“Desde la Conselleria se fomenta la formación de los jóvenes profesionales. Así, ofrecemos prácticas de perfeccionamiento y especialización en los laboratorios públicos de la Comunitat, de forma que los recién titulados adquieran experiencia en situaciones reales”, ha señalado el conseller de Sanitat, Manuel Cervera.

 

Tres de ellas se desarrollan en el área de química del Laboratorio de Salud Pública de Valencia, una en el área de microbiología en el Laboratorio de Salud Pública de Alicante y una en el área de microbiología en el Laboratorio de Salud Pública de Castellón.

 

Las becas están dirigidas a farmacéuticos, químicos, biólogos, veterinarios, médicos y titulaciones equivalentes, para la realización de prácticas profesionales con el fin de facilitar la formación complementaria, la adquisición de nuevas aptitudes y la especialización en el ámbito del control analítico en Seguridad Alimentaria.

 

De este modo, para obtener una de las becas ofertadas, los aspirantes que se presenten para el área de química han tenido que aportar una memoria, calificada durante el proceso de selección, desarrollando el tema “Metodologías analíticas para el análisis de contaminantes y residuos en aguas y alimentos”.

 

Del mismo modo, los aspirantes del área de microbiología han presentado otra memoria sobre “Metodologías analíticas para la determinación de microorganismos patógenos en aguas y alimentos”.

 

Las becas están dotadas con 30.000 euros, y se desarrollan entre el 1 de julio y el 31 de diciembre. Sin embargo, si la Dirección General de Salud Pública lo estima conveniente, se podrán prorrogar hasta un año más.