Diputación realiza ocho obras de espacios degradados


Ha supuesto una inversión de 590.313,66 euros




 

Diputación realiza ocho obras de espacios degradados

La Diputación de Valencia ha realizado, en lo que va de año, un total de ocho actuaciones de recuperación ambiental de espacios degradados en la provincia de Valencia, afectando a las comarcas valencianas del Camp de Morvedre, La Safor, Los Serranos y La Vall d´Albaida y que han supuesto una inversión de 590.313,66 euros.

 

Se trata de la obra de ejecución de zona verde municipal en Santo Espíritu en Gilet, por importe de 68.270,74 euros; la restauración del camino del Calvario, "Ermita Parc" en Villalonga, con un coste de 81.972,33 euros; la recuperación ambiental de espacios degradados en Alpuente, cuyo gasto ha ascendido a la cantidad de 77.759,72 euros; y la recuperación ambiental del área recreativa "Lomas de Cabiscol" en Villar del Arzobispo, que ha contado con un presupuesto de 59.245,53 euros.

 

También han sido efectuadas la obra de regeneración medioambiental de la zona degradada "La Trilladora" en Pedralba, por importe de 88.544,76 euros; la restauración medioambiental de la zona degradada "L´Ermita" de Castelló de Rugat, con un coste de 72.064,25 euros; la recuperación de la zona de la "Ermita del Santíssim Crist" de Guadasequies, que ha contado con un presupuesto de 70.390,67 euros y la adecuación de la zona degradad del "Calvari" en La Font d´En Carròs, por importe de 72.065,66 euros.

 

A estas obras hay que sumar otras dos actuaciones de recuperación ambiental que están a punto de finalizar en los municipios de Rótova y Benaguasil, por importe de 146.951,58 euros.

 

Todas estas actuaciones, que realiza el área de Medio Ambiente de la Institución Provincial, persiguen convertir zonas degradadas de la provincia de Valencia o con un cierto interés, pero en desuso, en puntos de utilidad pública, incrementando su atractivo natural y posibilidades de disfrute, incorporando mobiliario urbano y potenciando el cultivo de plantas autóctonas.

 

La Institución Provincial subvenciona hasta el 85% del coste de los trabajos de este tipo de actuaciones, según la población de cada municipio, y los trabajos son programados de acuerdo con las características de la zona, tratando de utilizar preferentemente especies vegetales autóctonas, así como materiales naturales como la madera y la piedra para mampostería.

 

Las actuaciones de recuperación de espacios degradados llevan consigo una serie de trámites necesarios que se concreta en una solicitud por parte del Ayuntamiento interesado en recuperar una zona de interés paisajístico, la redacción del proyecto de la obra por parte del municipio, la aprobación del proyecto y convenio por parte de la Corporación Local y la Diputación de Valencia, licitación y adjudicación de las obras por parte de la Institución Provincial y la Diputación subvenciona estas obras en función del censo de población.