Los hospitales de la Comunitat ofrecen menús especiales de verano


Los menús estivales están preparados por los servicios de hostelería junto con la unidad de dietistas y nutrición




 

Los hospitales de la Comunitat ofrecen  menús especiales de verano

Los pacientes de los hospitales de la Comunitat Valenciana ya disfrutan de menús especiales de verano hasta el próximo 30 de septiembre, con el fin de hacer la estancia más agradable a los pacientes. Estos menús están preparados por los servicios de hostelería en colaboración con los equipos de dietistas y de nutrición de los hospitales.

 

Los menús adaptados para el verano tienen una doble finalidad, buscar el equilibrio dietético para el paciente, a la vez que cocinar menús más frescos y ligeros, que sean más apropiados a las calurosas temperaturas del verano.

 

La Conselleria de Sanitat impulsa está medida, que se recoge dentro de los planes de mejora de la calidad y atención al paciente, como un ejemplo claro de la humanización de la atención sanitaria, que es una de las líneas de actuación prioritarias de la Conselleria.

 

Platos más ligeros y fríos

 

De esta manera se pretende que los pacientes ingresados durante la época estival gocen de una excelente asistencia sanitaria empezando por una adecuada alimentación, más apetecible para estos meses pero que contengan también todo el aporte energético que necesiten los enfermos.

 

Este menú incluye platos más ligeros y fríos, donde predominan las ensaladas y cremas frías como primeros platos y, dentro de los segundos platos sirven pollo al horno, filetes de carne y pescados a la plancha con ensalada. Como en el Hospital General de Alicante que en sus menús, que se puede elegir entre dos primeros y dos segundos, se preparan ensaladas, cremas de verduras, macarrones de primero, y de segundo se puede elegir, por ejemplo, entre tortilla con ensalada o escalope de ternera con pimientos.

 

En este sentido, el Hospital Doctor Peset cuenta con un servicio de hostelería que en colaboración con la unidad de dietética y nutrición eligen para la dieta de los pacientes ingresados, ensaladas, fiambre, tortilla francesa, champiñón a la plancha, pan, fruta del tiempo y postres lácteos como yogur, natillas o flan de vainilla.

 

Asimismo, el Hospital La Fe emplea en la elaboración estos menús, verduras y frutas frescas del tiempo, en cambio se evitan los alimentos congelados y las conservas. Todo ello, extremando las medidas higiénicas y el control de la cadena del frío como es habitual en estas fechas.

 

En el Hospital La Plana básicamente varían los primeros platos en los que se sustituyen los caldos y potajes por ensalada de pasta, ensalada campesina (patata, pimiento rojo, atún y huevo), ensaladilla rusa, gazpacho o ensalada fría de alubias. En el General de Castelló también se producen estos cambios.

 

La elaboración de las comidas se adapta a las necesidades nutricionales y médicas de los pacientes ingresados, ya que existen variedades de estos menús según las patologías de los enfermos, es decir, además de la dieta basal, existen variantes del menú, con dietas estrictas, para diabéticos, hipertensos o celíacos, entre otros.