El Clínico realiza el primer caso de diagnóstico genético preimplantatorio en una cromosomopatía


El Diagnóstico Genético Preimplantatorio ofrece a las familias con alto de riesgo de descendencia afectada por enfermedades genéticas una opción diagnóstica temprana que permite evitar la interrupción selectiva del embarazo debido a la presencia de afectación fetal.




 

El Clínico realiza el primer caso de diagnóstico genético preimplantatorio en una cromosomopatía

El Hospital Clínico, a través del área de reproducción asistida del Departamento de Obstetricia y Ginecología, ha llevado a cabo el primer caso de Diagnóstico Genético Pleimplantatorio en una cromosomopatía.

 

Este hospital se incorpora de este modo como el primer centro público de la provincia de Valencia en la aplicación práctica de esta técnica de gran importancia para el diagnóstico de embriones portadores de cromosomopatías (malformaciones) así como otros defectos genéticos.

 

Este tipo de diagnóstico no implica un riesgo para el embarazo, dado que éste aún no se ha producido, ya que la prueba se realiza antes de transferir los embriones al útero, mediante un procedimiento de fertilización asistida.

 

El Diagnóstico Genético Preimplantatorio ofrece a las familias con alto de riesgo de descendencia afectada por enfermedades genéticas una opción diagnóstica temprana que permite evitar la interrupción selectiva del embarazo debido a la presencia de afectación fetal.

           

Asimismo, incrementa la probabilidad de éxito en la implantación y el logro del embarazo, al transferirse al útero los embriones no afectados por la enfermedad genética para la que se encuentra en riesgo la pareja consultante.

 

Paciente portadora de cromosomopatía

 

Este tipo de prueba llevada a cabo en la sanidad púbica valenciana ha sido realizada a una paciente que es portadora de una cromosomopatía o malformación que le ha llevado a abortar en distintas ocasiones.

 

Durante los últimos dos meses, esta paciente ha sido sometida a dos ciclos de fecundación in vitro, tras los que se ha procedido a la congelación de los embriones para poder disponer del mayor número posible de ellos.

 

El diagnóstico ha sido llevado a cabo mediante una biopsia de blastómeras en el Laboratorio del Hospital Clínico. Este tipo de biopsia ha evaluado la contribución de ambos progenitores y ha permitido prevenir los desórdenes ligados al cromosoma X no caracterizados molecularmente, puesto que no se transfirieren los embriones de género masculino.

 

En estos momentos 17 pacientes siguen en tratamiento en el Hospital Clínico de Valencia lo que es un gran avance para la sanidad pública valenciana y para el hospital valenciano.