Se ha dado un nuevo paso adelante en lo que se refiere a la lucha contra las emisoras de radio que emiten de forma ilegal.


Se ha dado un nuevo paso adelante en lo que se refiere a la lucha contra las emisoras de radio que emiten de forma ilegal, por carecer de permisos y licencias, así como de concesiones administrativas, en la comarca de La Safor. Se ha publicado, con fecha de 9 de febrero, en el Boletín Oficial de la Provincia, el cierre definitivo de las instalaciones de antenas de emisión que en término municipal de Oliva tenía la emisora Radio Safor FM. Además, se está a la espera de que en el plazo de una semana, se publique el correspondiente edicto en referencia a la emisora que tiene las instalaciones de antenas en la localidad de La Font d'En Carrós, que siendo de titularidad de Ignacio Hernández y emitiendo actualmente bajo el nombre de Radio de Luxe, debe también suspender su actividad por ser igualmente una actividad ilegal al carecer de permisos, licencias y concesión administrativa de frecuencia radiofónica.




 

Se ha dado un nuevo paso adelante en lo que se refiere a la lucha contra las emisoras de radio que emiten de forma ilegal.

El Pleno del Ayuntamiento de Gandia, ratificaba anoche los presupuestos para el año 2006, que están cifrados en 38.000 millones de euros. Una cifra que los populares consideraron excesiva, no sólo por el endeudamiento que supone, sino porque según afirmaban, la deuda deberá ser asumida por el gobierno que suceda al actual..

El concejal popular, Javier Soldevila, durante su intervención, también hizo referencia a la supuesta crisis de Gobierno vivida la semana pasada, cuando el PSPV presentó los presupuestos sin haberlos consensuado antes con el Bloc, su socio de gobierno. El portavoz de los nacionalistas, Josep Miquel Moya, aseguró que su grupo político apoyaba estas cifras totalmente y también se defendó de los ataques que su grupo recibió en el transcurso del Pleno por parte del concejal Ximo Faus. El concejal no adscrito criticó la partida destinada a la promoción del valenciano y en concreto la dotación que se le otorgaba al Casal Jaume I.

Otro de los puntos que se debatieron fue la venta por parte del consistorio de solares municipales para asumir la deuda contraida. Desde el PP se aseguró que el Gobierno debía haber engañado a la Generalitat Valenciana, porque de lo contrario no se entendía que se les hubiera concedido este permiso. Ante estas declaraciones, Alfred Boix indicó, no sólo que se había actuado con total legalidad, sino que además sorprendía que plantearan esta hipótesis cuando en la sala se encontraba el subdirector del IVVSA, que además es el líder del PP de Gandia, Fernando Mut.