El Gobierno de Gandía se suma al Plan estratégico del cambio climático y energía limpia para reducir la emisión de los gases de efecto invernadero


El Gobierno del Ayuntamiento de Gandía se ha sumado a la Estrategia Española del Cambio Climático y Energía Limpia prevista para el 2008-2012. Esta estrategia define el marco de actuación de las Administraciones públicas para que el Estado Español cumpla con las obligaciones del Protocolo de Kyoto. El objetivo de este plan es reducir los gases de efecto invernadero con medidas como la instalación de placas solares y el mantenimiento de temperatura del aire acondicionado entre 22 y los 24 grados en todos los edificios públicos.




 

El Gobierno de Gandía se suma al Plan estratégico del cambio climático y energía limpia para reducir la emisión de los gases de efecto invernadero

Desde el Ayuntamiento de Gandía, en concreto, desde el Departamento de Servicios básicos al ciudadano y al medio ambiente se han sumado al acuerdo del Consejo de Ministros al Plan de Medidas Urgentes de la Estrategia del Cambio Climático y Energía limpia que se tiene que poner en marcha en 2007. El plan incluye medidas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Entre estas medidas, se propone la implantación de placas solares en edificios públicos así como el establecimiento de una temperatura del sistema de aire acondicionado que oscile entre los 22 y 24 grados.

Vicent Mascarell, concejal de servicios básicos al ciudadano y medio ambiente ha señalado que desde el Ayuntamiento de Gandía se ha asumido el compromiso de adoptar este paquete de medidas.

Concretamente, Mascarell nos ha explicado cuáles han sido ya las medidas tomadas desde el Ayuntamiento para con los edificios públicos. En concreto, se han instalado ya placas solares en edificios públicos y se ha subvencionado a los edificios privados para que también coloquen las placas solares.

Sin embargo, no son medidas obligatorias, son recomendaciones y no tienen aún carácter de ley. Pero, para Mascarell estas medidas no son suficientes y no llegarán a las expectativas de emitir no más del 37% de gases de efecto invernadero. A juicio de Mascarell, estas medidas deberían convertirse en ley para que su cumplimiento sea más eficaz.

Para Mascarell, el Gobierno de Zapatero ha llevado a cabo una medida eficaz al margen de que Greenpeace haya denunciado la falta de trasparencia de la Estrategia Española de Cambio climático y Energía limpia. Esta estrategia define el marco de actuación de las Administraciones Públicas para asegurar que el Estado Español cumpla con las obligaciones del Protocolo de Kyoto.