El PP pide al Gobierno celeridad para entregar la documentación necesaria para obtener la adjudicación de obras del nuevo hospital


Carla Ripoll, concejal del Partido Popular ha comparecido hoy en rueda de prensa para congratularse por la decisión para iniciar las obras del Hospital pero también para pedir al Gobierno celeridad y compromiso en entregar la documentación pertinente a la Consellería para que empiece definitivamente la construcción del hospital. La consellería necesita documentación de la Administración como la información técnica del proyecto de urbanización para la adjudicación de las obras, el replanteo y deliende del solar así como un escrito que confirme que los terrenos están libres para poder edificar el hospital y para obtener la licencia de las mismas.




 

El PP pide al Gobierno celeridad para entregar la documentación necesaria para obtener la adjudicación de obras del nuevo hospital

Los Populares han comparecido hoy en rueda de prensa para pedirle al Gobierno de Gandía que agilice la documentación necesaria que debe entregar a la Consellería para que las obras del nuevo hospital puedan llevarse a cabo definitvamente. La consellería necesita documentación de la Administración como la información técnica del proyecto de urbanización para la adjudicación de las obras, el replanteo y deliende del solar así como un escrito que confirme que los terrenos están libres para poder edificar el hospital.

Carla Ripoll, concejal del PP,  felicitaba a la Consellería por el inminente inicio de  las obras porque es una necesitdad básica para la ciudadanía.

Pero no eran todo aplausos porque el PP piensa que las obras se han retardado por la documentación expresa a la hora de edificar el hospital. Documentación que todavía no se ha remitido a la Consellería por parte de la Administración del gobierno gandiense.

 

La Consellería está a la espera de documentos que certifiquen el replanteo y deslinde del solar,  información técnica del proyecto de urbanización  para la adjudicación de obras así como un escrito que confirme los terrenos que están libres de carga y servidumbre. Es decir, que los terrenos deben ser expropiados debidamente y se debe informar a la gente que allí viva que debe abandonar su casa, cosa que todavía no ha hecho el Gobierno.