Desciende un 43% los casos de maltratos de mujeres en Gandía


Liduvina Gil, concejal de Bienestar Social, Igualdad y Participación, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa junto con Maria José Vidal, técnica del Departamento de la Mujer para anunciar el descenso de casos de violencia de género del 2007 respecto del 2006. 91 casos este año frente a los 161 del año pasado, una cifra positiva fruto de las políticas llevadas a cabo. Además, han anunciado los cambios en la ley: se otorgará 5 millones de euros a cada comunidad autónoma en lo civil y lo penal; se dará apoyo en la red de familiares de la mujer maltaratada así como terapia psicológica indiviual y colectiva. Una campaña de sensibilización cuyos efectos, han dicho, ya están siendo visibles.




 

Desciende un 43% los casos de maltratos de mujeres en Gandía

Esta ,mañana se congratulaba tanto Liduvina Gil, concejal de bienestar social, igualdad y pariticipación y Maria José Vidal, técnica del departamento de la mujer. El motivo de esa felicidad es el descenso notable de casos de mujeres maltratadas del año 2006 con respecto del 2007. En el 2006 se dieron 161 casos en el primer semestre, en cambio ya pasando el ecuador el 2007 sólo se han registrado 91 casos.

 

Además, Liduvina ha señalado que el ráking de mujeres maltratadas comprende la edad entre los 31 y 41 años con formación cultural alta y la mayoría de ellas tienen compañero sentimental y no cónyuge. Un dato importante a destacar, ha dicho, es que la mayoría de la mujeres maltratadas no tienen hijos.

Por su parte, Maria José Vidal ha informado sobre el cambio de la ley de la violencia de género. Un total de 5 millones de euros van a ser destinados para los recursos civiles y penales. También va a exigirse no sólo apoyo a la mujer sinó también protección a sus hijos menores así como a sus familiares más cercanos. Por otra parte, no habrá marcha atrás en la orden de alejamiento. Con ello se pretende abrir nuevos caminos también a través del trabajo de psicólogos y especialistas para llevar a cabo terapias individuales y colectivas.

 

Finalmente, ha señalado que la dependencia emocional respecto de su maltratador, su responsabilidad ante la pareja y su baja autoestima son factores clave que hay que trabajar.