Sanitat detecta 113 casos de niños con obesidad infantil en el primer semestre de 2007


En siete de cada diez niños con obesidad se ha detectado que uno de los progenitores padece también esta patología El 42 de los casos se ha descubierto por la visita al pediatra a causa de otras patologías




 

Sanitat detecta 113 casos de niños con obesidad infantil en el primer semestre de 2007

La Conselleria de Sanitat ha detectado durante el primer semestre de 2007 que 113 niños de la Comunitat Valenciana han sido diagnosticados con obesidad infantil, según los datos que han recogido pediatras de los centros de salud integrados en la Red Centinela Sanitaria de la Comunitat Valenciana.

 

En este sentido, del total de casos que se ha notificado el 65,5% son de sexo masculino y el 43,4% tiene entre 10 y 14 años y las principales causas de obesidad infantil son una alimentación inadecuada y el sedentarismo.

 

Por ello, desde la conselleria de Sanitat se llevan a cabo iniciativas para fomentar hábitos de vida saludables, como una alimentación sana. De hecho, en los hospitales de la red pública los menús son elaborados por dietistas profesionales.

 

Además, Sanitat va a impulsar los menús escolares, entre las actuaciones previstas en el Plan de Prevención de Enfermedades Cardiovasulares, en el que se da especial importancia a la prevención de la obesidad infantil.

 

El conseller de Sanitat, Manuel Cervera, ha señalado que “hay que concienciar a la población de la importancia de establecer hábitos de vida saludables, sobre todo entre la población infantil, ya que la obesidad se puede prevenir si se acostumbra a una buena alimentación y la práctica del deporte desde pequeños”.

 

De esta manera, “la tasa de obesidad infantil disminuiría mucho y se evitarían otras patologías que en parte surgen por no llevar hábitos de vida saludables” ha indicado Cervera.

 

De hecho, según la Red Centinela de la conselleria de Sanitat, en siete de cada diez niños que padecen obesidad se ha detectado que uno de los progenitores tienen esta misma enfermedad y en el 19,5% ambos progenitores son obesos. Por ello, la importancia de la buena alimentación en la vida familiar es clave para prevenir esta patología.

 

Respecto a los aspectos valorados sobre la alimentación de niños en los que se ha detectado obesidad, el 43,6% no come verduras. Además, el 11,5% no está acostumbrado a desayunar, un 27,4% no realiza las cinco comidas al día y la mitad de los casos estudiados no toma dos o más piezas de fruta al día.

 

Por su parte, la forma más frecuente de diagnosticar casos de obesidad infantil es a través de la visita al pediatra por otras patologías, un 42%, mientras que un 38,4% de los casos se notifica a través de los exámenes de salud.