El sindicato de trabajadores del Hospital Comarcal Francisco de Borja, el STEP, ha presentado una denuncia contra la dirección del propio hospital.


El sindicato de trabajadores del Hospital Comarcal Francisco de Borja, el STEP, ha presentado una denuncia contra la dirección del propio hospital por entender que se ha producido un incumplimiento de la normativa vigente en lo que se refiere a seguridad y prevención de riesgos en el trabajo dada la situación en que se encuentran los archivos del propio hospital. Según el propio sindicato, hace más de un año, se produjo una inspección del centro que detectó el lamentable estado de los archivos, por lo que se decretó un periodo de dos meses para subsanar las deficiencias, periodo que ha sido sobradamente sobrepasado sin que desde la dirección del Hospital se hayan acometido las reformas necesarias. Los archivos se encuentran almacenados por toda la estancia, incluso por los suelos, por lo que es muy difícil acceder a las historias clínicas. Además desde el sindicato, se ha pedido la dimisión del director del Hospital por entender que las deficiencias y la falta de cursos de formación en riesgos laborales muestran una falta total de interés por parte de la dirección.




 

El sindicato de trabajadores del Hospital Comarcal Francisco de Borja, el STEP, ha presentado una denuncia contra la dirección del propio hospital.

El Pleno del Ayuntamiento de Gandia, ratificaba anoche los presupuestos para el año 2006, que están cifrados en 38.000 millones de euros. Una cifra que los populares consideraron excesiva, no sólo por el endeudamiento que supone, sino porque según afirmaban, la deuda deberá ser asumida por el gobierno que suceda al actual..

El concejal popular, Javier Soldevila, durante su intervención, también hizo referencia a la supuesta crisis de Gobierno vivida la semana pasada, cuando el PSPV presentó los presupuestos sin haberlos consensuado antes con el Bloc, su socio de gobierno. El portavoz de los nacionalistas, Josep Miquel Moya, aseguró que su grupo político apoyaba estas cifras totalmente y también se defendó de los ataques que su grupo recibió en el transcurso del Pleno por parte del concejal Ximo Faus. El concejal no adscrito criticó la partida destinada a la promoción del valenciano y en concreto la dotación que se le otorgaba al Casal Jaume I.

Otro de los puntos que se debatieron fue la venta por parte del consistorio de solares municipales para asumir la deuda contraida. Desde el PP se aseguró que el Gobierno debía haber engañado a la Generalitat Valenciana, porque de lo contrario no se entendía que se les hubiera concedido este permiso. Ante estas declaraciones, Alfred Boix indicó, no sólo que se había actuado con total legalidad, sino que además sorprendía que plantearan esta hipótesis cuando en la sala se encontraba el subdirector del IVVSA, que además es el líder del PP de Gandia, Fernando Mut.