Salazar (UV) exige a la edil socialista Amparo Tercero que le presente disculpas públicamente y que no siga manipulando a la opinión pública


En relación a las valoraciones de la edil entorno a la sentencia definitiva emitida por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana sobre la adjudicación y explotaciones de instalaciones temporales (chiringuitos) en la playa de Oliva de 2004. Salazar considera que la actitud de Tercero puede deberse a una “supina ignorancia”, por no haberse leido correctamente el contenido del fallo de la sentencia, o bien al “malintencionado propósito de manipular a la opinión pública, según su particular estilo”




 

Salazar (UV) exige a la edil socialista Amparo Tercero que le presente disculpas públicamente y que no siga manipulando a la opinión pública

La pasada semana, la edil socialista Amparo Tercero, regidora d'Ordenació del Territori, explicaba la sentencia definitiva emitida por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana sobre la adjudicación y explotaciones de instalaciones temporales, chiringuitos, del año 2004. El TS desestimó el recurso presentado por la empresa Naturaleza y Playas CB, que demandaba una indemnización al consistorio de 3.629.920 euros, por los daños que, según la empresa, le había acarreado la anulación del concurso convocado por el Ayuntamiento, para adjudicar dichas instalaciones en la playa durante 2004.

Amparo Tercero recordó que este tema protagonizó un polémico episodio en la política local olivense. La edil socialista explicaba que Javier Gómez Savall, demandante, era familiar directo del nº2 de la candidatura de UV al Ayuntamiento de Oliva en los comicios municipales de 2003. De este modo, y según Tercero, el líder y portavoz de UV, Josep Salazar, aprovechó la situación para arremeter contra el gobierno municipal, acusando a los socialistas de llevar a cabo un proceso oscurantista en la adjudicación, a determinadas personas, de estas licencias. Tercero mostraba su satisfacción ante el fallo del TS, a favor del Ayuntamiento, y que demostraba que la anulación del concurso y la prórroga de las concesiones fue totalmente legal. Así, la edil exigía a Salazar que realizara una rectificación pública.

De este modo, hoy comparecía Josep Salazar para valorar el fallo de dicha sentencia y las declaraciones de la edil. Salazar ha recriminado a la regidora d'Ordenació que haya salido a la palestra comunicando que la sentencia le da la razón al gobierno municipal, cuando se reconoce que hubo irregularidades en dicho proceso. Salazar considera que la actitud de Tercero puede deberse a una “supina ignorancia”, por no haberse leido el contenido del fallo de la sentencia, o bien al “malintencionado propósito de manipular a la opinión pública, según el particular estilo de Tercero”, como considera Salazar.

Lo que no cuestiona Salazar es la potestad del Ayuntamiento de modificar cuaquier decisión tomada con antelación, en referencia a la anulación del concurso. El líder de UV sí acusó en aquel momento al gobierno municipal de realizar un “traje a medida” para otorgar estas instalaciones temporales. Un “traje a medida” porque se decidió sacar todas las instalaciones temporales en un sólo paquete y no de forma individual. Esto imposibilitaba, a la mayoría de ciudadanos que así lo desearan, poder acceder a este concurso, pues se debía optar a todo el paquete (13 instalaciones), y no a una sola.

Salazar denunció en su momento las formas que se utilizaron una vez presentada al concurso, a última hora, la empresa Naturaleza y Playas CB, a la que se le pusieron todos los impedimentos posibles para participar del proceso de adjudicación. Un concurso público que fue anulado repentinamente a través de la impugnación de una persona directamente beneficiaria de la posterior adjudicación.

Impugnación correcta, consideraba Salazar, pues el Ayuntamiento no había tenido en cuenta los 15 días necesarios de publicación que todo concurso público debe presentar. Pero Salazar exponía que esta impugnación, a su parecer, fue un “as que se tenía escondido” en caso de que alguna empresa, como se dio el caso, se presentara al concurso y pudiera optar a la adjudicación del paquete entero. Así, el Ayuntamiento prorrogó la concesión, a través de un decreto de Alcaldía, de dichas instalaciones temporales a los mismos que ya las tenían en años anteriores. Salazar no considera casualidad que la persona que impugnó el concurso fue la esposa del encargado de uno de los chiringuitos.

De este modo, y expuesto lo anterior, el líder y portavoz de UV en Oliva denunció en aquel entonces, y mantiene, que se siguió cierto favoritismo en la adjudicación de las instalaciones a través de tendencias oscurantistas.

Josep Salazar ha recriminado a Tercero que hable de familiares directos involucrados en el asunto. Salazar ha manifestado que su actuación hubiera sido la misma, independientemente del origen o ideología política del demandante, puesto que ante la injusticia, su compromiso es defender los intereses de toda la ciudadanía. Salazar ha entrado en el juego de Tercero y ha recordado que también existían relaciones familiares, entre propietarios y concejales de las filas socialistas.

Tercero tachaba de gratuitas, de calumnias y mentiras, las afirmaciones del portavoz de UV, y expuso que las acusaciones de Salazar no tenían otro objetivo que desprestigiar al gobierno socialista. Así, el líder de UV ha calificado de sorprendentes e increibles las declaraciones de Amparo Tercero.

Josep Salazar manifestaba que si alguien debe pedir perdón públicamente, es la señora Tercero. En concreto, presentar sus disculpas ante tales afirmaciones, cuando el fallo de la sentencia da la razón a UV, según el portavoz de esta formación. Salazar, además, considera que la edil socialista debería pedir disculpas a “todas las personas a las que, a través de la gestión diaria de su Delegación, ha faltado el respeto continuamente”. Josep Salazar manifestaba así que la regidora d'Ordenació del Territori no ha sido capaz de resolver los problemas de la ciudadanía relacionados con su departamento, a través de su gestión.

Por tanto, el líder y portavoz de UV en Oliva, Josep Salazar, se ratifica en todo aquello que denunció en su momento, mostrándose convencido de sus argumentos y, sobretodo, exigiendo a Amparo Tercero que le presente sus disculpas y que deje de manipular constantemente a la opinión pública.