Salazar exige a Tercero que se ciña a la realidad y que no manipule la información según sus intereses


El líder y portavoz de UV de Oliva reta a la socialista a un cara a cara público para resolver la polémica suscitada entorno a la sentencia del TS de Justicia de la Comunidad.




 

Salazar exige a Tercero que se ciña a la realidad y que no manipule la información según sus intereses

La pasada semana, la edil socialista Amparo Tercero, regidora d'Ordenació del Territori de Oliva, explicaba la sentencia definitiva emitida por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana sobre la adjudicación y explotaciones de instalaciones temporales, chiringuitos, del año 2004. Amparo Tercero mostraba su satisfacción ante el fallo del Tribunal, a favor del Ayuntamiento y que demostraba, como expuso, que la anulación del concurso y la prórroga de las concesiones fue totalmente legal.

De este modo, días más tarde compareció Josep Salazar para valorar el fallo de dicha sentencia y las declaraciones de la edil. Salazar recriminó a la regidora d'Ordenació que saliera a la palestra comunicando que la sentencia le da la razón al gobierno municipal, cuando reconoce que existieron irregularidades. Ayer nuestros servicios informativos contaron con la valoración de Amparo Tercero respecto a las declaraciones del líder de UV en Oliva. La edil d'Ordenació manifestó de nuevo que la sentencia expresa claramente que no existieron tendencias oscurantistas en la subasta, ya que entonces el fallo del Tribunal hubiera sido otro y no el que se ha hecho público.

Según Tercero, Salazar tergiversó el fallo de la sentencia y leyó el texto según su conveniencia. Así, Salazar ha respondido esta mañana, exigiendo a la edil que se ciña a la realidad y “no a la ficción”. De este modo, y en su defensa, Salazar ha explicado textualmente el contenido del fallo del Tribunal, donde se habla de posibles irregularidades en los puntos primero y tercero del segundo apartado, y que a continuación reproducimos:

El primero, porque son precisamente las irregularidades denunciadas las que determinan la anulación decretada en el acto administrativo recurrido (...)”

El tercero, porque, con independencia de que no exisitió propiamente una prórroga de las autorizaciones del ejercicio anterior, y dadas las fechas en que se detectaron las irregularidades y se dispuso la consecuente anulación del procedimiento de adjudicación (...)”

El fallo, efectivamente, es favorable, porque desestima el recurso de la empresa demandante en su momento, pero el portavoz de UV mantiene su postura y no duda en afirmar una vez más que existieron ciertas irregularidades en el proceso. Salazar exige a Tercero que no siga manipulando la información según sus intereses.

También el edil olivense ha expresado que todo lo que denunció en su día es comprobable y que efectivamente existieron dichas tendencias. Así, el portavoz de UV ha aportado también lo que opinaron al respecto los técnicos del consistorio en un informe publicado en 2004:

En este sentido, y teniendo en cuenta que el procedimiento seguido para la adjudicación de las instalaciones temporales no fue objeto de publicidad en el boletín oficial de la provincia, y que el plazo concedido para la presentación de proposiciones fue inferior a quinze días, se considera que en el mismo se incurrió en infracción del ordenamiento jurídico, la cual se calificaría, en principio, de anulable (entendiendo que se trataría de defectos de forma que dan lugar a la indefensión de los interesados al haberles impedido su participación en el concurso”.

Así, Salazar considera que la sentencia le da la razón, por mucho que le moleste a Amparo Tercero. Además, el líder de UV no duda en afirmar que la polémica no la iniciado él, sino la edil d'Ordenació en la rueda de prensa del pasado lunes. Salazar expresa que Tercero “no es nadie” para exigirle que haga una rectificación pública y manifestaba, además, que la regidora d'Ordenació no ha sido capaz de resolver los problemas de la ciudadanía desde sus delegaciones, poniendo en duda su capacidad de gestión. Además, Salazar ha retado a la regidora socialista, a lidiar un cara a cara públicamente, para zanjar este tema.

De esta forma, continua la polémica entorno a este asunto que tuvo su punto de partida en 2004 y que, tras tres años, todavía no abandonado el escenario político de la ciudad de Oliva.