Sanitat destina más de dos millones de euros a asociaciones de enfermos, voluntariado y cuidadores


El perfil de los cuidadores es el de una mujer, mayor de 65 años y con estudios medios. Cervera: "Vamos a incentivar la elaboración de guías médicas para ayudar a los cuidadores y a los pacientes.




 

Sanitat destina más de dos millones de euros a asociaciones de enfermos, voluntariado y cuidadores

La conselleria de Sanitat ha destinado 2.340.820 euros a asociaciones de enfermos, de voluntariado y de cuidadores de la Comunitat Valenciana en 2007. Un total de 150 entidades han recibido ayudas para lograr una mejora en la asistencia a los pacientes y sus familiares y cuidadores.

 

El conseller de Sanitat, Manuel Cervera, ha destacado la “estrecha relación de la conselleria con las asociaciones de pacientes y con sus cuidadores, ya que su estado de salud depende en parte de su entorno. Por este motivo -ha añadido-, se contribuye con una financiación pública”,

 

Esta acción está contemplada en el Plan de Excelencia de la Sanidad Valenciana y su principal objetivo es potenciar la actividad del movimiento asociativo y la participación ciudadana, favoreciendo la capacitación de pacientes y cuidadores a través de la formación y la información.

 

 

Perfil de los cuidadores

 

El 9% de los cuidadores informales de ancianos o discapacitados de la Comunitat declara un estado de salud malo o muy malo, según datos recogidos por la Encuesta de Salud de la conselleria de Sanitat, dirigida por Manuel Cervera. De este modo, la tarea de cuidador informal de ancianos o personas discapacitadas se relaciona en la Comunitat con una peor autopercepción de la salud.

 

El perfil predominante de los cuidadores en la Comunitat describe a una mujer, entre los 45 y los 65 años, con estudios inferiores a la formación profesional. Además, el 20’3% de estas cuidadoras son exfumadoras.

 

Para los hombres, la esperanza de vida en 2001 era de 76’23 años y en 2005, de 77’05 años. Sin embargo, su percepción de buena salud apenas ha subido de los 61’36 años a los 61’84 años. Por otro lado, la esperanza de vida para la mujer en la Comunitat era de 82’33 años y en 2005 fue de 82’94 años, mientras su percepción de buena salud sí ha descendido notablemente, de los 59’52 años a los 55’87.

 

Este envejecimiento de la población de la Comunitat propicia la aparición de personas dependientes que precisan las atenciones de cuidadores informales, que se ocupen de ellos y sus cuidados. Por este motivo, la conselleria de Sanitat ha desarrollado varios planes con el fin de disminuir el impacto de la dependencia de estas personas.

 

Planes de formación para los cuidadores

 

El Plan Integral de atención sanitaria a las personas mayores y los enfermos crónicos tiene como principal objetivo mejorar la calidad de la atención que el Consell presta a este colectivo, a través de las consellerias de Sanitat y Bienestar Social. En la actualidad, residen en la Comunitat más de 430.000 personas mayores de 75 años, a los que se suman cerca de 50.000 pacientes crónicos necesitados de cuidados paliativos.

 

El cuidado que precisan estas personas es un trabajo de elevada dificultad y que genera un alto nivel de estrés, debido a su complejidad y al desconocimiento de los procesos más adecuados. Por este motivo, para mejorar el propio estado de salud de los cuidadores, la conselleria de Sanitat considera imprescindible promover su formación y capacitarlos para que atiendan a estos enfermos de manera óptima.

 

Esta labor contemplada en este plan integral se desarrollará a lo largo del próximo año  y se basará en cinco líneas fundamentales, de las que destaca la de promocionar la formación de los cuidadores principales.

 

“Enseñar al cuidador a través de guías elaboradas por médicos de atención primaria y especialistas favorecerá tanto a los cuidadores como a los pacientes, de modo que desde la conselleria se incentivarán todas las actividades que tengan que ver con esta formación”, ha destacado el conseller, Manuel Cervera.

 

Otros proyectos de formación se centrarán en potenciar el autocuidado, de modo que muchos pacientes puedan realizar sus cuidados básicos en casa del modo que mejor se adapte a él.

 

Unidades específicas para los mayores y enfermos crónicos

 

Además de la formación de los cuidadores, el Consell potencia el desarrollo de dispositivos asistenciales sanitarios y sociales para la atención integral de personas mayores, como unidades funcionales de valoración, atención de agudos y valoración funcional geriátrica, la unidad de hospitalización domiciliaria con incorporación geríatrica. Todos coordinados con la atención a domicilio de la atención primaria.