El próximo lunes comenzará la fumigación aérea contra la Mosca de la Meditarránea


Los agricultores interesados podrán recoger a partir de este momento los productos destinados a combatir la Mosca




 

El próximo lunes comenzará la fumigación aérea contra la Mosca de la Meditarránea

El concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Oliva, Vicent Santacatalina, ha comparecido hoy para explicar los detalles de la adjudicación del contrato para el tratamiento aéreo de la mosca de la fruta para la campaña de 2007. Santacatalina ha hablado también del inicio de las actividades de fumigación aérea del Ayuntamiento de Oliva contra la plaga de la Mosca de la Mediterránea.

El contrato se ha adjudicado a la empresa Vialsa, la única presentada al concurso. Santacatalina ha explicado que los datos de la mosca son preocupantes y que ésta se está extendiendo entre los naranjos.

Concretamente, el socialista indicaba que existen un total de siete mosqueros en Oliva, que han recogido unas cifras que se muestran descendentes. A fecha del 30 de julio, los mosqueros recogieron 47 moscas por día. El 6 de agosto, 42; el día 13, 43; el 21 del mismo mes, 20; y el último dato, del 27 de agosto, 15. Algunos mosqueros han recogido cifras de 300 moscas en una semana.

Ante estas cifras, la delegación de Agricultura contactó con Conselleria, que informó que la actividad de fumigación aérea no llegaría hasta el próximo 10 de septiembre e incluso el 15. Por ello, el Ayuntamiento de Oliva tomó cartas en el asunto y contactó con la empresa Vialsa para que realizara trabajos de fumigación esta misma semana. Será el próximo lunes 3 de septiembre, finalmente, cuando comience la actividad.

Santacatalina indicaba que, de cara a la próxima temporada, se realizarán las gestiones necesarias para ampliar el número de mosqueros y cargas para la naranja, al menos en Oliva, a pesar del trabajo que esto conllevará. El edil indicaba que, efectivamente, el mosquero es mucho más eficaz que la fumigación área.

Los mosqueros instalados en Oliva se encuentran en zonas como la partida de San José, la del Marxucal, en Ramblars, Elca o Sant Antoni. Santacatalina se ha referido a los mosqueros de Ramblars y Sant Antoni, como las zonas más conflictivas y que causan mayor preocupación entre los agricultores.

Los interesados podrán recoger a partir de este momento los productos destinados a combatir la Mosca de la Mediterránea, así como los mosqueros frutales.