El 90,6 % de los alumnos recibe información sobre el peligro de las drogas


Cervera: "Estamos realizando un importante esfuerzo para prevenir el consumo de drogas en el ámbito escolar". La conselleria de Sanitat y la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia realiza un estudio en 264 centros escolares.




 

El 90,6 % de los alumnos recibe información sobre el peligro de las drogas

La conselleria de Sanitat, a través de la Dirección General de Drogodependencias, y junto con la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia ha realizado una encuesta en 264 centros públicos y privados de ESO, Bachillerato y ciclos formativos, para conocer la situación y las tendencias de consumo de drogas entre jóvenes de catorce a dieciocho años.

 

Este estudio realizado en colaboración con las Unidades de Prevención Comunitaria de la Comunidad Valenciana y la Universidad de Valencia se ha llevado a cabo en 81 municipios de la Comunidad Valenciana, y pone de manifiesto que el 90,6% de los alumnos preguntados reconoce haber abordado mediante charlas, lecturas, videos o películas, el consumo de drogas dentro del aula.

 

Al respecto, Cervera ha señalado que “desde la consellería de Sanidad se ha trabajado y se está trabajando mucho para prevenir el consumo de drogas en el ámbito escolar, a través de investigaciones y estudios, que revelen la evolución de las tendencias de consumo de nuestros jóvenes a fin de identificar y disminuir los factores de riesgo”.

Esta encuesta escolar, que se desarrolló en el año 2006 y de laque ahora se comienzan a desprender los resultados definitivos, es la primera realizada en la Comunidad Valenciana y por el elevado número de participantes, un total de 12.082 escolares, permite identificar con alto grado de fiabilidad, la evolución en las tendencias y los factores de riesgo asociados al consumo de drogas.

 

En este sentido, el conseller de Sanidad, Manuel Cervera ha resaltado que “el objetivo de la realización de una encuesta tan importante como ésta, tanto por el número de participantes como por el contenido de la misma, puesto que incorpora datos innovadores y específicos sobre dónde, cómo y cuándo se consumen determinadas sustancias, ha sido identificar los hábitos de consumo de los jóvenes de la Comunidad, para poder ofrecer desde la prevención, programas y actividades informativas y formativas adaptadas al consumo de los escolares”.

 

Entre las conclusiones extraídas de la encuesta, se revela que el consumo de drogas o sustancias adictivas entre los jóvenes consumidores de estas edades se asocia a la diversión y al ocio de fin de semana, ya que la mayor parte de los jóvenes preguntados que se definen como consumidores, suele hacer un “uso recreativo” de estas sustancias para socializarse, puesto que los datos muestran que existen grandes diferencias entre el consumo de fin de semana y el que hacen el resto de días, pudiendo distinguir así dos tipos de consumo el recreativo y el normalizado.

 

En cuanto al consumo recreativo, que se duplica a partir del viernes por la tarde, alcanzando su cota máxima el sábado por la noche, subrayar que la mayoría de los jóvenes encuestados reconoce consumir actualmente algún tipo de sustancia psicoactiva el fin de semana cuando “sale de marcha”, siendo el alcohol la preferida por los adolescentes para consumir en pubs y discotecas, aunque se ha evidenciado que el consumo de determinadas sustancias como el éxtasis o la cocaína, viene marcado en gran medida por la ruta de ocio elegida por los adolescentes para pasar el fin de semana, teniendo como riesgo asociado realizar un consumo abusivo de estas sustancias fruto de esta nueva cultura recreativa asociada a las nuevas tendencias de consumo de drogas en los jóvenes valencianos.

 

Entre los riesgos asociados, subrayar que uno de cada diez jóvenes  de los consumidores de la Comunidad Valenciana manifiesta haber conducido bajo los efectos de alguna sustancia psicoactiva y el 8,7% admite haberlo hecho bajo los efectos del alcohol. Por su parte, el 16,9% dice haber tenido o conocer a alguien que haya sufrido problemas derivados de su propio consumo o del de algún amigo, motivado en la mayoría de ocasiones por el exceso de alcohol como puede ser un accidente de tráfico.