Soler exige a Educación una explicación sobre los más de 30 millones de euros para planes de inmigración


El PSPV exigirá a Educación que dote a todos los centros del profesorado y de los materiales necesarios




 

Soler exige a Educación una explicación sobre los más de 30 millones de euros para planes de inmigración

“¿En qué ha gastado la conselleria de Educación los más de 30 millones de euros aportados el ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para el desarrollo de programas específicos?”, esta es la pregunta que lanzó hoy el secretario de Educación del PSPV-PSOE, Miguel Soler, al jefe de dicho departamento, Alejandro Font de Mora.

 

El conseller de Educación ofreció el pasado miércoles una rueda de prensa en la que aseguraba que el Gobierno de España “discrimina” a la Comunitat al “aportar sólo 10 millones de euros para atender al alumnado inmigrante”. Un argumento “falso”, explicó Soler, porque el Gobierno envía el mismo dinero a todas las comunidades en función de su población inmigrante. 

 

En concreto, indicó que el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales transfirió a la Comunidad Valenciana 6.199.595 euros en el año 2005, 12.098.029 en el año 2006 y la misma cantidad 12.098.029 en el año 2007 para la puesta en marcha de programas específicos para la atención educativa al alumnado inmigrante.

 

La conselleria de Educación ha incrementado los programas de compensatoria en algunos centros y ha puesto en marcha un programa específico. El Plan de Acogida al Sistema Educativo (PASE), comenzó a funcionar en el curso 2005-06, “años después que otras comunidades autónomas y con unas cifras espectacularmente ridículas", criticó.

 

POBLACIóN INMIGRANTE

Así, explicó que mientras que Madrid, dispone de 1 aula por cada 542 alumnos y Murcia de 1 aula por cada 227-, en la Comunitat, para una población que en el curso 2005-06 superaba los 61 mil, “sólo  habilitaron 29 aulas, lo que supone 1 por cada 2.108 alumnos”.

 

De manera que “a pesar de haber recibido el mismo dinero, en relación al número de inmigrantes, que el resto de comunidades la Conselleria de Educación invirtió en aulas específicas 4 veces menos que Madrid, 10 veces menos que Murcia y 20 veces menos que Cataluña”, argumentó.

 

El secretario de Educación señaló que tras las denuncias del PSPV y de  distintos sectores educativos, Font de Mora “se justificó diciendo que era un programa experimental y que en el curso 2006-07 habría 100 aulas más”.

 

 

Pero en el curso 2006-07, explicó, “se habilitaron un total de 72 aulas PASE, 43 más que el curso anterior, para un total de 71.941 alumnos inmigrantes. Es decir, un aula por cada 1000 alumnos”.

 

INSULTO A LA INTELIGENCIA

Respecto al anuncio de Font de Mora sobre que la partida presupuestaria para atender a este alumnado ascendería 427,5 millones de euros, Soler consideró que esta afirmación “es un insulto a la inteligencia de los ciudadanos”.

 

Del mismo modo, aseguró que es “absolutamente falso que existan 1.021 docentes específicos para el alumnado inmigrante, ya que esta es la cifra de profesores de programas de compensatoria”. Además, especificó, “ni todos los inmigrantes participan en programas de compensatoria, ni todos los alumnos de compensatoria son inmigrantes”.

 

“Mientras la Conselleria no aporte otros datos fiables, el único gasto específico adicional son las 72 aulas PASE, 27 de Primaria y 45 de Secundaria, que son atendidas por un total de 117 profesores. Por tanto, rectificó la cifra y la situó en “unos 4 millones de euros en lugar de los 427,5 que dice Font de Mora”.

 

Así pues, el PSPV exigirá a Educación que dote a todos los centros del profesorado y de los materiales necesarios. “Si aplicamos la ratio de Cataluña, harían falta 800 aulas específicas y si aplicamos la ratio de Murcia, 400. Lo que es irrisorio es dedicar menos de 100 aulas específicas para 81.319 alumnos extranjeros”.

 

INCORPORACIóN PROGRESIVA

La incorporación progresiva de alumnado de origen inmigrante a los centros escolares “supone una dificultad añadida a los centros a la que la Generalitat no sabe dar respuesta”. Esta es la razón, afirmó, por la que “inventan bulos sobre supuestas discriminaciones”.

 

“Quien margina es el Consell, recalcó Soler, al privar a los centros de los recursos necesarios para poder realizar una atención específica, tanto en lo referente al conocimiento de nuestras lenguas como en aquellos casos en los que presentan un desfase curricular relevante”.

 

En cambio, finalizó, “el Gobierno de España ha firmado convenios con todas las comunidades autónomas para poner en marcha programas educativos específicos dirigidos al alumnado inmigrante”.