La Font d'En Carròs, Bellreguard, Miramar, Palmera, Oliva, Xeresa y Piles solicitan al Gobierno Central la exención del IBI Rústica .


Esta propuesta, a través de AVA- ASAJA, evitaría que los agricultores pagasen impuestos sobre pérdidas.




 

La Font d'En Carròs, Bellreguard, Miramar, Palmera, Oliva, Xeresa y Piles solicitan al Gobierno Central la exención del IBI Rústica .

Aunque los ayuntamientos son los destinatarios de la recaudación de la actividad agraria de los municipios afectados, según la normativa sobre haciendas locales, para que la exención del IBI sea efectiva lo ha de aprobar el gobierno central, por lo que la última palabra no la tienen los consistorios.

 

La respuesta del gobierno no ha llegado todavía y parece insensibilizado ante las crisis de rentabilidad y las inclemencias del tiempo, que más justifican esta exención, explicó el responsable de AVA-ASAJA.

 

También la organización agraria reclama una reforma general y efectiva de los módulos del IRPF, porque han quedado obsoletos y ya no se ajustan a la realidad del campo.

 

Ambos ministerios están negociando con diversas organizaciones agrarias, entre ellas ASAJA, para revisar los impuestos que pagan los agricultores y ganaderos, pero según Aguado, presidente de AVA, es preocupante, ya que "el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación no ha priorizado las clementinas y naranjas entre las frutas y hortalizas que serán sometidas a la primera revisión de los módulos.Tanto la clementina como la naranja sufren de forma más acusada la bajada de la demanda, puesto que “ambas producciones se encuentran desde hace cuatro campañas en caída libre sin precio en el campo”.