Normalidad en el inicio del curso escolar


Los alumnos de infantil y primaria se han incorporado a sus clases después del parón estival sin que se haya producido ningún incidente reseñable, según confirmaban los responsables técnicos y políticos de las principales localidades de la comarca de la Safor. Pese a ello, muchos de los pequeños estudiantes tendrán que compartir espacio en aulas prefabricadas o incluso en espacios en obras, ya que la adecuación de centros está todavía pendiente en muchos casos o incluso quedan alumnos por escolarizar y no hay espacio previsto para ellos.




 

Normalidad en el inicio del curso escolar

En Gandia se ha hablado de normalidad, pese a que lo alumnos del colegio público San Francisco de Borja tendrán que convivir durante al menos el mes de junio, con las obras de adecuación del centro y en apenas unas semanas verán cómo se instalan aulas prefabricadas en el propio espacio escolar.

Otro centro que aumenta en barracones es el centro escolar de Benipeixcar y Les Foies, pero pese a este aumento, no se ha producido ningún incidente en el inicio del curso escolar, la normalidad ha sido la tónica y no hay ningún problema que no sea subsanable en los primeros días, a la espera de que la próxima semana se incorporen a clase los alumnos de secundaria.

 

En Oliva el panorama es muy similar. De momento, no se ha producido ningún problema reseñable, aunque están pendiente de poder iniciar los cursos en algunas escoletas infantiles, teniendo en cuenta que quedaba por adecuar algunas aulas y espacios, pero nada grave según el concejal de educación Manolo Gallardo.

En un principio se había previsto el aumento de aulas prefabricadas al menos en una unidad más, pero de momento no se va a aumentar a expensas de una reunión que está prevista entre los técnicos el próximo miércoles para decidir tanto los espacios como la escolarización extraordinaria.