Gandia crea tres nuevas empresas públicas


La anteriormente conocida como Agència Municipal de l'Habitatge va a cambiar su objeto social, tal y como aprobó su consejo de administración y autorizó la comisión de hacienda con el voto en contra de los populares y la abstención del BLOC. El motivo, crear tre nuevas empresas públicas, una de ellas mixta, que serán las que se encarguen de la gestión de inversiones en infraestructuras en áreas como Turismo, Deportes o Urbanismo.




 

Gandia crea tres nuevas empresas públicas

El alcalde de Gandia será el responsable de AMUSA, pero a partir de ahora tendrá distinto objeto social, lo que permitirá la creación de tres nuevas empresas. Dos de ellas públicas, como la que dirigirá Liduvina Gil y que estará dedicada a la gestión de las inversiones en infraestructuras deportivas o la que dirigirá Fernando Mut y que gestionará las inversiones en infraestructuras relacionadas con las viviendas y su promoción. Además de una empresa mixta, con participación del sector privado, que se dedicará a la gestión de inversiones en infraestructuras turísticas y que dirigirá Amparo Miret.

Esta novedad, según el alcalde Orengo supone un paso más a la hora de demostrar que Gandia es una gran ciudad y sobre todo un paso importante para mejorar la gestión en infraestructuras, garantizando un mejor desarrollo de las mismas sin quitar competencias al gobierno municipal y por tanto al consistorio.

Orengo entiende que se trata también de una forma de cumplir uno de los compromisos de inicio de legislatura adquiridos con Fernando Mut y su partido.

Por su parte Mut se mostraba satisfecho porque asegura que no va a suponer un incremento presupuestario y sí una mejora en la gestión. Se trata de copiar el modelo dels IVVSA, del que él mismo fue vicepresidente en la pasada legislatura.

Pero estas noticias han tenido rápida respuesta por el PP, ya que su líder Arturo Torró se ha mostrado extremadamente cauteloso a la hora de las valoraciones. Según Torró, le asalta la grave sospecha de que la creación de estas empresas no es más que una cortina de humo para poder contratar a una importante cantidad de personas, que ahora mismo pululan por el Ayuntamiento y con las que pretende saldar favores políticos o cumplir acuerdos con su socio de gobierno.