Liduvina Gil: "la Generalitat beneficia a la educación secundaria en detrimento del Bachillerato"


Liduvina Gil, regidora de Bienestar Social, Igualdad y Participación ha celebrado que la Generalitat haya incrementado el número de aulas de Primero de ESO en los institutos públicos de Gandia pero ha lamentado el incremento en la proporción de alumnos por clase en el bachillerato público. En rueda de prensa compartida con el técnico de educación del consistorio, Pep Lloret, Gil ha criticado además que la Conselleria de Educació haya suprimido tres grupos de ciencias, un grupo de primero y otro de segundo en el Instituto Ausiàs March, así como una clase de primero en el María Enríquez.




 

Liduvina Gil: "la Generalitat beneficia a la educación secundaria en detrimento del Bachillerato"

 Los responsables del área educatica del Ayuntamiento se han hecho eco de la denuncia particular de siete alumnos de Bachillerato, que al parecer pidieron cursar arte y que al final han tenido que optar por otro itinerario porque “la Conselleria se lo ha negado”, aseguran. Según ellos, la Generalitat no habría querido extender esa oferta al Instituto María Enríquez.

La regidora Liduvina Gil estrenaba el viernes compareciendo ante los medios de comunicación para hacer balance del inicio de curso escolar en la enseñanza secundaria. El anuncio de Gil se concretaba en cifras: según la regidora, en el programa de incorporación progresiva hay 2.159 alumnes de ESO y en el programa en valenciano, 1.400. El número total de estudiantes ascendería a 3.558.

Además, la regidora de Bienestar Social, Igualdad y Participación ha pormenorizado el reparto de estudiantes entre los diferentes itinerarios: en Bachilerrato hay 211 alumno; en Tecnología, 33 y en Artes 35. Gil ha informado también de que la escuela infantil de Benipexcar se pondrá en funcionamiento la semana que viene, y ha justificado el retraso “por cuestiones administrativas”.

Por su banda, el técnico de educación del consistorio gandiense, Pep Lloret, ha manifestado que la ciudad “está precarizando los interiores de los institutos públicos de secundaria a costa del Bachillerato”, dado que la Generalitat estaría “dando prioridad” a primero y segundo de ESO en detrimento de la enseñanza secundaria.