Sanitat previene el consumo de drogas en el ámbito laboral


La Conselleria de Sanitat ha realizado un estudio sobre el comumo de drogas en colaboración con la FAD. Disminuye un 16,4 el consumo de drogas en el ámbito laboral.




 

Sanitat previene el consumo de drogas en el ámbito laboral

La Conselleria de Sanitat, a través de la Dirección General de Drogodependencias y en colaboración con la FAD, Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, han realizado un estudio sobre la incidencia de las drogas en el medio laboral de la Comunitat Valenciana que ha permitido detectar que el consumo de drogas ha descendido un 16,4% en el mundo laboral.

 

Además, en relación a las actuaciones en las empresas ante el consumo de drogas en el mundo laboral, el 54,9% de los trabajadores encuestados reconoce que en su empresa se han llevado a cabo acciones preventivas, referidas a información y formación sobre drogas, además de análisis para la detección y prevención de uso de sustancias, destacando como necesidad más información sobre servicios de atención a  consumidores de drogas.

 

Por este motivo, el conseller de Sanitat, Manuel Cervera ha destacado “la importancia de la prevención en el ámbito laboral, al igual que se está haciendo en el ámbito escolar, con los programas de “Prevenir para vivir” en alumnos de primaria y “órdago” y “Barbacana” en secundaria”.

 

En este sentido, la Conselleria de Sanitat, en colaboración con la Dirección General de Drogodependencias, ha puesto en marcha un plan de prevención de drogas en el mundo laboral, específico para las empresas de la Comunitat Valenciana, basado en el programa “Mano a Mano”, manual preventivo en el medio laboral, consensuado por todos los agentes sociales, elaborado por la FEPAD, Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia a las Drogodependencias.

 

Asimismo, Cervera ha incidido en “la necesidad de la aplicación de planes como éste a fin de mejorar los niveles de salud, la seguridad laboral y la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, incrementando los factores de protección y disminuyendo los riesgos a través de planes de prevención, que incluyen programas de formación e información sobre consumos y drogas, programas de sensibilización a trabajadores y empresarios así como talleres de formación específica para gabinetes de salud laboral, mandos intermedios y delegados sindicales.”

 

Estudio sobre el consumo de drogas en el ámbito laboral

 

El último estudio realizado toma como referencia una muestra de 1.719.092 personas, distinguiendo así, entre población en edad laboral ocupada y entre aquellos que en el momento del estudio se encontraban en situación de desempleo, por lo que comprende edades de entre 16 y 64 años.

 

En este caso, dada la importancia de la prevención en el mundo laboral y la afección del consumo de alcohol y otras drogas en todas las instancias de la empresa, así como en la familia y la sociedad en general, siendo además un claro factor de riesgo de la siniestralidad laboral, los datos del estudio se centran en el 1.514.094 de trabajadores empleados de la muestra poblacional.

 

Al respecto, cabe destacar que el alcohol, con un 93,7% de trabajadores que lo han consumido alguna vez, frente al 45,9% de personas que lo habían consumido el día anterior a la entrevista y el 8,9% de bebedores abusivos, refiriéndonos a los que consumen más de cuatro veces por semana, es la sustancia más consumida, seguida por el tabaco con un 50,3% de fumadores de los cuáles el 44,5% lo hacen a diario.

 

Entre las sustancias ilegales más consumidas y teniendo en cuenta el consumo en el último año, el cannabis se sitúa a la cabeza con un 14,5%, precediendo a la cocaína con un 4,5% de empleados consumidores, las drogas de síntesis con un 1,6%, los hipnóticos, entiendo como tales, somníferos o pastillas para dormir, con un 0,8% de personas en activo consumidoras, seguidas muy de cerca, con un 0,7% por los consumidores de anfetaminas.

 

Asimismo, si comparamos estos datos con datos anteriores, observamos que en general existe un claro descenso de los consumos en población empleada, siendo el consumo de tranquilizantes, con una caída de 7 puntos, ya que pasa del 8,4 % en 1998 al 1,4% de consumo en 2005, el de los hipnóticos, cuyo consumo cae 3,1 puntos, pasando del 3,4% en 1998 al 0,3% en 2005, la cocaína que desciende 2,8 puntos respecto a los datos de entonces y las anfetaminas con un claro descenso, de 1,6 puntos, son las drogas en la que más se ha acentuado la reducción en la evolución de consumos en la población laboral ocupada de la Comunitat Valenciana.

 

Consumo de drogas en el ámbito laboral

 

En cuanto a la presencia de las drogas en el lugar de trabajo, el 53,7% de los ocupados valencianos afirma conocer a algún compañero de trabajo que fuma o bebe en exceso, así como que toma alguna otra droga.

 

En referencia a la importancia que los propios trabajadores dan al consumo de drogas en la empresa, la encuesta concluye que el 61,5% considera que se trata de un problema bastante o muy grande, aunque si se toma como referencia los datos de la encuesta elaborada en 1998, se aprecia un notable descenso, en el grado de importancia que los valencianos dan al consumo de drogas, siendo éste un 29,5 % menor al de hace ocho años.

 

En cuanto a las razones apuntadas por los trabajadores sobre la importancia de éste consumo, los accidentes laborales y las enfermedades, con un 38,9%, así como la disminución de la productividad laboral, con un 34,4%, y el mal ambiente laboral, con un 26,7% son las principales razones  por las que consideran que las drogas son un problema en el trabajo.