Villalonga mantiene limpio el cauce del Serpis


El ayuntamiento de Villalonga en el año 2005 limpió un kilómetro del cauce del río Serpis a su paso por la localidad, eliminando cañas, zarzas y respetando todos los árboles y las plantas no regresivas del río. A partir de la fecha indicada, del mantenimiento de río se encarga, Evaristo Cabrera, pastor de profesión, que saca a sus ovejas a pasturar por dicha ribera. De esta manera, el consistorio le concede una subvención trimestral por mantener los alrededores del Serpis limpios; además, las ovejas sirven para que muchos niños las visiten durante el fin de semana.




 

Villalonga mantiene limpio el cauce del Serpis