Sanitat financia nueve proyectos de investigación en osteoporosis


Mañana se celebra el Día Mundial contra esta dolencia. Esta enfermedad afecta a una de cada tres mujeres entre 60 y 70 años. La tasa de ingresos por fracturas no traumáticas de cadera en la Comunitat Valenciana se ha reducido a la mitad desde 2003.




 

Sanitat financia nueve proyectos de investigación en osteoporosis

La conselleria de Sanitat ha destinado más de 42.200 euros para la financiación de nueve proyectos de investigación sobre la osteoporosis. Esta es una de las medidas prioritaras del Plan de Prevención y Control de la Osteoporosis en la Comunitat Valenciana, que desarrolla la conselleria desde 2003.

 

Con motivo del Día Mundial contra esta enfermedad, que se celebra mañana bajo el lema “Invierte en tus huesos”, la conselleria de Sanitat ha presentado un balance con los principales indicadores sobre la osteoporosis en nuestra autonomía, destacando la importancia de la prevención.

 

Según estos datos, la edad media de pacientes con fractura de cadera (principal consecuencia de esta enfermedad) ha pasado de 80,86 años en 2000 a 81,22 en 2006, con una reducción en la estancia media hospitalaria de 11,78 días a 10,90 en el mismo periodo.

 

La edad media de pacientes con fracturas vertebrales, otra de las consecuencias relacionadas, se mantiene estable en torno a los 75 años y con una estancia hospitalaria media de 6 días.

 

Los datos muestran que, desde la puesta en marcha del Plan de Prevención y Control de la Ostoporosis en 2003, la tasa de ingresos por fracturas no traumáticas de cadera entre 65 y 74 años ha disminuido en casi la mitad, pasando de 293 por 100.000 habitantes a 149 en 2006.

 

Las fracturas suponen la complicación más grave y frecuente de la osteoporosis, que se produce cuando la resistencia del hueso se ha visto superada por la carga que se ha aplicado sobre él. Cada año en españa se producen 30.000 fracturas de cadera, 66.000 vertebrales y 25.000 de antebrazo distal del radio, con origen osteoporótico.

 

Formación de profesionales y sensibilización

 

Las enfermedades osteoarticulares en general, y la osteoporosis en particular, ocupan un lugar destacado entre las necesidades establencidas en el II Plan de Salud de la Comunitat Valenciana, ya que afecta a una tercera parte de las mujeres entre 60 y 70 años, y a dos terceras partes de las octogenarias.

 

La principal consecuencia de esta dolencia son las fracturas patológicas, que se acompañan de morbilidad, impacto negativo en la calidad de vida de los afectados y de costes directos e indirectos. No obstante, estos problemas derivados se pueden prevenir y controlar mediante estilos de vida saludables, diagnóstico certero y tratamiento adecuado.

 

Para ello, el Plan de Prevención y Control de Osteoporosis de la Comunitat Valenciana establece líneas estratégicas de actuación con abordaje multidisciplinar. Reumatólogos, internistas, médicos de atención primaria, endocrinólogos, ginecólogos, traumatólogos y radiólogos están implicados en esta enfermedad.

 

Dirigidos a este colectivo, la conselleria de Sanitat ha realizado 40 cursos-taller en los que han participado 526 profesionales, y se ha editado una guía de actuación clínica sobre osteoporosis para atención primaria.

 

Los objetivos del Plan se centran en disminuir la prevalencia de esta enfermedad y reducir la incidencia de fracturas osteoporóticas, para lo que se han puesto en marcha campañas de concienciación general: los talleres anuales para monitores de actividad física dirigidos a mujeres menopáusicas, la edición de material audiovisual educativo y la campaña escolar “Crecimiento saludable para un hueso sin fracturas”, son otras de las actuaciones desarrolladas en este ámbito.

 

Día Mundial

 

La osteoporosis es una enfermedad en la que la densidad y la calidad del hueso están reducidas, provocando fragilidad en el esqueleto y un riesgo incrementado de fractura, especialmente vertebral y de cadera. Se trata de un problema global de salud pública, que afecta a dos de cada tres mayores de 80 años y a uno de cada cinco hombres mayores de 50.

 

La pérdida del hueso no presenta síntomas, y a menudo el primer síntoma es una fractura. Por eso, la comunidad científica internacional ha querido este año, durante la celebración del Día Mundial contra la Osteoporosis, llamar la atención sobre los factores de riesgo existentes.

 

Entre estos riesgos modificables, relacionados principalmente con una dieta o estilo de vida poco saludables, destaca la ingesta diaria de alcohol, el tabaquismo, el bajo índice de masa corporal, la falta de calcio y de vitamina D, una deficiente nutrición o una insuficiente actividad física.

 

Respecto a este último factor, cabe señalar que las mujeres que permanecen sentadas más de 9 horas al día presentan un 50% más de riesgo de fractura que aquellas que están 6 horas o menos.